Sin escapar de la incertimdumbre que arrojó sobre el movimiento obrero el proyecto de reforma laboral, la conducción del Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA) se reunió con el senador nacional Miguel Pichetto (PJ). El trazo grueso del encuentro se basó en una propuesta que había proclamado uno de los referentes de ese bloque sindical, Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) a fines de 2015 para regresar a las fuentes del justicialismo, sellando una frase: “volver a Perón”.

Según confirmaron desde el MASA a este diario, en la reunión con Pichetto se analizaron varios aspectos de la realidad política, económica, gremial y social del país y, en especial, del peronismo.

La sede de la Federación Nacional de Peones de Taxis, en Avenida La Plata al 1.700 de la Ciudad, fue el lugar de la reunión y según consignó Sasia allí se habló sobre “los ejes para comenzar a transitar el camino de la unidad de un peronismo sin exclusiones, pero dentro del Partido Justicialista”.

En efecto el legislador y los dirigentes sindicales coincidieron en que la participación del movimiento obrero como columna vertebral del peronismo “es fundamental para sentar esas bases”. Incluso los dirigentes sindicales le expresaron a Pichetto que lo consideran “un factor preponderante para lograr esa unidad”. Al encuentro además de Sasia y Viviani asistieron el petrolero Alberto Roberti, el capitán de ultramar Marcos Castro, Luis Pandolfi (Tintoreros), el dirigente de comunicaciones Juan Palacios, el del tabaco Raúl Quiñones, el de obreros navales Juan Speroni y el diputado nacional Oscar Romero.