El presidente Mauricio Macri encabezó anunció hoy el lanzamiento de un nuevo esquema de convenios entre el PAMI y los laboratorios por el que la transferencia de fondos será directa, sin pasar por las cámaras farmacéuticas.

Como había adelantado  BAE Negociosdespués de 20 años, las compañías nacionales, Cilfa y Cooperala, y la de multinacionales, Caeme, no serán la vía para la provisión de medicamentos sino que ahora la estrategia del Gobierno es cerrar convenios de adhesión con los laboratorios.

Con el nuevo esquema, el organismo encabezado por Sergio Cassinotti estima que se podrán ahorrar unos $6.500 millones por año. De ese modo, busca garantizar transparencia y la atomización de las compras.

En este marco, el jefe de Estado calificó al nuevo sistema como "competitivo y transparente" y consideró: "Teníamos un PAMI débil y desequilibrado y ahora tenemos un PAMI sólido y fuerte".

El encuentro se llevó a cabo en el barrio porteño de Villa Lugano donde se ubica la sede del laboratorio Pablo Cassará que, junto al laboratorio Aspen, especializado en medicamentos oncológicos, se integran al nuevo sistema.