El Partido Justicialista (PJ), en una nota firmada por su presidente José Luis Gioja, advierte que, a pocos meses de terminar su mandato, el gobierno nacional intentaría transferir el Puerto de Buenos Aires a la órbita del la Ciudad de Buenos Aires, administrada por su socio político Horacio Rodríguez Larreta.

“Nos oponemos a esta maniobra por considerarla un manotazo de ahogado -a 90 días de entregar el Gobierno- que no puede entenderse sino como una movida inspirada en intereses electorales y de corto plazo”, afirma el diputado nacional y presidente del Consejo Nacional del Partido Justicialista.

En un comunicado de prensa, Gioja asegura que el traspaso “implica la venta con fines inmobiliarios de grandes terrenos de Dominio Público nacional sin la debida intervención del Congreso de la Nación y la única posibilidad que les quedará de continuar con el proyecto de Licitación con un solo operador portuario dirigido por el socio y amigo presidencial Nicolás Caputo”.

El Puerto de Buenos Aires es el principal canal de salida de las exportaciones al mundo. Tiene, además, un gran tráfico de pasajeros. Actualmente, depende de la Administración General de Puertos Sociedad del Estado, de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, dentro de la órbita del Ministerio de Transporte de la Nación Argentina, y es administrado por tres sectores distintos.

“Teniendo conocimiento del afán por los negocios inmobiliarios de (el presidente Mauricio) Macri y Larreta, instamos al Gobierno Nacional a abstenerse de vender cualquier terreno que a la fecha pertenezca a la jurisdicción del Puerto de Buenos Aires, toda vez que ello constituiría un grave delito”, agrega.

Según la nota firmada por Gioja, “ésta maniobra echará por tierra la estructura medular de la historia y la conformación política de nuestro país, dejando en situación vulnerable a las economías del interior frente al criterio concentrador y centralista de la capital”.

En mayo, el Gobierno, a través del Ministerio de Transporte, aprobó el contenido de los pliegos de la licitación pública nacional e internacional para operar el Puerto como parte del proceso iniciado en diciembre.

El proyecto se presentó como un Plan de Modernización del Puerto Buenos Aires que contemplaba ampliar la terminal, duplicar la capacidad de carga, aumentar la conectividad y transparentar los costos, en el marco de un desarrollo de la actividad que impactaría en el crecimiento de las economías regionales y en la generación de trabajo.

Tiene la particularidad de que tendría un único operador.

Según trascendió en julio, el gobierno de Macri avanzaba en la modificación del pliego de licitación para entregar por un lapso de cincuenta años la administración del puerto a la empresa PSA, de Singapur, país en donde Caputo es cónsul.

El proyecto contempla mover el puerto al norte, para lo que habría que sacarle tierra al paseo del bajo, lo que podría dejar liberada una zona de 10 mil dólares por metro cuadrado para negocios inmobiliario, según denunciaron delegados de Guincheros y Maquinistas.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

Ver más productos