El PJ nacional oficializó ayer el regreso de tres dirigente sindicales de peso como lo son Hugo Moyano, Héctor Daer y Ricardo Pignanelli y a Felipe Solá, uno de los precandidato presidenciales, los que se sumaron a la Mesa de Acción Política, tras lo cual el peronismo puso proa rumbo a la conformación de un frente electoral patriótico junto a otros partidos políticos.

Tras la formalidad de las incorporaciones -que incluyó un discurso de Moyano que emocionó a los presentes-, la dirigencia trazó un análisis de la crisis por la que vienen atravesando las economías regionales lo cual consideraron "como un desastre", ante lo cual se decidió seguir dando pelea por la restitución del Fondo Federal Solidario destinado a las provincias el cual fuera eliminado mediante DNU por el presidente Mauricio Macri.

Otra decisión que se tomó fue la de sumar a la Comisión de Acción Política al titular de la CTA, Hugo Yasky, con lo cual el peronismo dará un paso adelante en la conformación de un espacio monolítico en torno a los sectores representativos de los trabajadores.

El encuentro sirvió además para tomar conciencia del cambio de clima político respecto a un par de meses atrás. Ante esa evaluación, una fuente partidaria aseguró que decidieron volver a conversar con todos aquellos sectores que "son o fueron peronistas", tal el caso de los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba) y Juan Manuel Urtubey (Salta), así como con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa y con Florencio Randazzo de Cumplir.

"Convocaremos a todos los sectores del peronismo incluso a aquellos con los que ya habíamos conversado hace dos o tres meses atrás cuando había otra realidad", dijo Gioja ante la consulta de BAE Negocios, quien consideró que como "ahora están representados todos los sectores del peronismo, lo que nos da un mayor volumen, habrá que abrir las puertas pensando en un frente que sea una herramienta electoral capaz de democráticamente, dar la batalla que tenemos que dar".

En esa misma dirección, Rossi dijo que se encomendó a las autoridades del PJ a que "inicien las gestiones con otros partidos políticos -tanto los que integran Unidad Ciudadana como otros que no se enmarcan en el kirchnerismo clásico-, para la conformación de un "gran frente patriótico, nacional y popular".

También participaron del encuentro que tuvo lugar en la sede de Matheu 130, los intendentes Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y Gustavo Menéndez (Merlo), los diputados nacionales Daniel Scioli, Fernando Espinoza, Cristina Alvarez Rodríguez, Agustín Rossi, y Eduardo "Wado" de Pedro, los gremialistas Antonio Caló y Omar Plaini y los dirigentes Fernando "Chino" Navarro, Julián Domínguez y Víctor Santamaría, entre otros.

"Dentro del peronismo no va a haber discusión" y "estaremos todos juntos" tirando para el mismo lado, afirmó por su parte Moyano, quien agregó que "al entrar en esta casa nuevamente y encontrar tantos compañeros de hace tantos años de lucha sentí una reivindicación personal y una especie de alivio".

Consultado respecto al rol que debería ocupar la senadora Cristina Kirchner en el armado electoral del PJ junto a otras fuerzas afines, el camionero destacó que será en "el lugar que decida ella y el lugar que decidamos entre todos", aunque advirtió que durante el cónclave no se habló de candidaturas.