En un clima distendido activado en modo zen, con el mandato de la unidad instalado en el aire como una idea fija y ante el retorno del massismo a nivel distrital a los brazos del peronismo, el PJ bonaerense celebró ayer su Congreso partidario donde se decidió aprobar la modificación a la carta orgánica partidaria y autorizar a las autoridades a constituir las alianzas en la provincia.

Al encuentro -en el que sobresalió la ausencia de Axel Kicillof, precandidato a gobernador por Unidad Ciudadana- y que estuvo coronado por la marcha peronista, asistieron más de 700 congresales, los que finalmente aprobaron el orden del día que incluyó entre sus puntos más destacados, la modificación de la carta orgánica partidaria y la autorización para avanzar en la constitución de los frentes y acuerdos electorales de cara a las elecciones de octubre próximo.

Previo a dar paso a la votación a mano alzada, la intendenta Verónica Magario (La Matanza), quien ofició de anfitriona del encuentro, dijo que el peronismo esta dispuesto a "conformar un gran frente electoral que le ponga un límite a Macri y Vidal y agregó: "Somos nosotros los que tenemos la llave para devolverle la felicidad al pueblo, y eso es lo que vamos a hacer".

Participó el intendente de Tigre, Julio Zamora, que será enlace con el massismo

Por su parte, el diputado nacional, titular del Consejo del PJ provincial y uno de los precandidatos a la gobernación, Fernando Espinoza, dijo que llegaban al Congreso con la intención de "sellar la unión definitiva de todo el campo nacional y popular, con un frente democrático amplio" y destacó que el partido avanzará hacía la construcción de "un nuevo espacio para volver a gobernar la provincia de Buenos Aires a partir del 10 de diciembre".

Por la mañana, en el salón Malvinas del municipio de La Matanza, se sentaron a la mesa de negociaciones varios intendentes del interior y el conurbano, representantes de La Cámpora, el jefe comunal de Tigre, Julio Zamora quien ofició de enlace con el massismo, y dirigentes sindicales, los que tras sellar el pacto de unidad, designaron una comisión que se encargaría de suscribir la letra chica de lo acordado y entre los que figuraban los intendentes Alberto Descalzo (Ituzaingó), Gabriel Katopodis (San Martín), Gustavo Menéndez (Merlo), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Verónica Magario (La Matanza) y Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), en tanto que Gray accedió como autoridad partidaria y De Pedro en representación de La Cámpora.

Ese grupo a su vez designó a Gray y Menéndez, titular y vice del PJ bonaerense, para que se sumen a la comisión responsable de conformar las alianzas y frentes electorales, hasta ese momento conformada por el apoderado Jorge Landau, Espinoza y De Pedro, con lo que los jefes comunales se aseguraron dos representantes de su riñón a la hora de avalar o tachar no solo los frentes, sino también la conformación de listas y candidatos.

Más allá de esos avatares, una certeza atravesó a todos los sectores, la necesidad el alcanzar una fórmula de consenso a través de negociaciones que eviten ir a Primarias Abiertas y una posible sangría interna, postura compartida por Cristina Kirchner, principal figura de la oposición, quien en esta instancia prefiere mostrarse prescindente: "Su candidato es el que salga de los acuerdos", recitan en su entorno.

Ver más productos

El Presidente llamó a jefes provinciales y dirigentes, ¿para qué? (Archivo).

El misterioso llamado de Macri a los gobernadores previo al debate

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos