El Partido Justicialista salió este viernes al cruce del ex presidente Mauricio Macri y afirmó que "ahora el Diablo apareció vendiendo rosarios", al considerar que "no tiene vergüenza" en querer "condicionar el diálogo" que convocó la vicepresidenta Cristina Kirchner.

"Y ahora el Diablo apareció vendiendo rosarios. Macri no tiene vergüenza para decir lo que dice. Es una tomada de pelo a la historia, la democracia y el sentido común de nuestro pueblo. Su gobierno endeudó al país, a las provincias, a cada argentino, a los empresarios, a los comerciantes", señaló el PJ.

El Justicialismo sostuvo que la gestión de Juntos por el Cambio "violó la Constitución, metió jueces por la ventana, presionó y condicionó la independencia del Poder Judicial".

De esta manera, el órgano oficial del peronismo rechazó una por una las condiciones que puso Macri para sentarse en una mesa de diálogo, tal como había propuesto Cristina Kirchner el último lunes en relación al problema del dólar y la economía bimonetaria. 

"Ratifico la voluntad de JxC y mía de sentarnos con otras fuerzas en una mesa pública de diálogo que siga las siguientes condiciones: la Constitución Nacional sobre la mesa, dar de baja el embate a la Justicia, al procurador, a la Corte y a la propiedad privada", afirmó Macri esta mañana en un hilo que publicó en su cuenta de Twitter.

El PJ respondió: "Su gobierno persiguió y extorsionó a funcionarios judiciales, a la ex procuradora general de la Nación Alejandra Gils Carbó, amenazó a su hija, obligándola a renunciar a su cargo. Su gobierno persiguió a opositores, espió hasta sus aliados, sus amigos, sus socios y su propia familia. Su hermano cuenta en un libro el horror que padeció por sus actos".

"Su gobierno ofendió, pisoteó y vulneró a la República, intentó convertirla en una cáscara vacía. Su gobierno llevó a la pobreza y la indigencia a millones de compatriotas, a más de la mitad de nuestros niños y niñas", continuó el partido peronista.

"Ahora quiere condicionar el diálogo, no tiene vergüenza. La convocatoria de Cristina Fernández de Kirchner está dirigida a discutir el problema de la economía bimonetaria que es, sin dudas, el más grave que tiene nuestro país, y que es de imposible solución sin un acuerdo que abarque al conjunto de los sectores políticos, económicos, mediáticos y sociales de la República Argentina", agregó el partido que dirige José Luis Gioja.