Tras cuatro meses de intervención judicial, el PJ nacional conducido por su titular, José Luis Gioja, volvió a sesionar ayer en su sede de Matheu 130, donde tras expresar duras críticas y advertir sobre persecuciones, decidió poner proa rumbo a 2019.

En un documento difundido al final del cónclave, el peronismo advirtió sobre las medidas aplicadas por el gobierno nacional que han puesto a la Argentina "al borde de un abismo con consecuencias inimaginables", y destacó la eliminación del Fondo Federal Solidario lo que consideraron como una "medida de ajuste despiadado" contra las provincias y municipios.

Pero además, la dirigencia apuntó contra sectores judiciales y mediáticos a los que acusó de estar al servicio de "estrategias geopolíticas dirigidas a proscribir y perseguir a dirigentes políticos, sociales y sindicales", en ese punto dijeron que "hoy van contra Cristina", pero "en realidad van contra el peronismo, que es el único partido político de oposición que tiene este gobierno".

El encuentro que logró reunir en una sola cita al Consejo Nacional partidario, a la Mesa de Acción Política y a los titulares de los PJ provinciales, representó una clara demostración de fuerza del peronismo.

La presencia de figuras de peso como los gobernadores Lucía Corpacci (Catamarca), Alberto Rodríguez Saá (San Luis) y Gildo Insfrán (Formosa), así como los vicegobernadores Marcelo Lima (San Juan), Daniel Capitanich (Chaco), José Neder (Santiago del Estero) y Juan Carlos Arcando (Tierra del Fuego), cuya gobernadora hasta la fecha venía apoyando la cruzada presidencialista de su par Juan Manuel Urtubey, entre otros, representó un espaldarazo a la conducción encabezada por Gioja tras la mala jugada de la jueza federal María Romilda Servini.

También se hicieron presentes los intendentes Verónica Magario (La Matanza), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y el además titular del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez (Merlo), así como los diputados Agustín Rossi, Daniel Scioli y Fernando Espinoza, entre otros.

El titular del partido dijo que "mientras tengamos tiempo, oxígeno y vida, trabajaremos por la vigencia de nuestra doctrina" e "iremos en busca de una unidad posible".

El diputado buscó bajarle los decibeles al pedido de expulsión que pesa sobre el senador Pichetto, y respecto a los posibles postulantes presidenciales para los comicios del año próximo, planteó la necesidad de fijar "20 o 25 puntos básicos" que garanticen las chances de "todos los que se sientan con la capacidad de ser candidatos", advirtiendo además que en caso de que no se logren acuerdos "habrá que hacer una gran PASO".

Tras el multitudinario encuentro, Gioja conversó con BAE Negocios, ocasión en la que adelantó que "los gobernadores han promovido un encuentro que tendrá lugar mañana (por hoy) y ahí estarán Insfrán, Corpacci y Rodríguez Saá, quienes van a llevar nuestra adhesión en apoyo al reclamo ante la derogación del Fondo Federal Solidario que termina perjudicando a los municipios, porque esos recursos van destinados a infraestructura social". También adelantó que los intendentes se reunirán el miércoles próximo para abordar ese tema.

"La de hoy fue una reunión representativa con dirigentes venidos de todo el país", subrayó el titular del PJ nacional, quien entusiasmado, agregó que "esto fue una demostración de que en verdad se quiere la unidad del peronismo".