A diferencia del debate de 2015, cuando aspiraba a la presidencia y prometía mejorar la economía, ayer, Mauricio Macri tuvo que enfrentar las críticas de parte de sus adversarios por las políticas que aplicó en estos tres años y medio de gestión al frente del Poder Ejecutivo nacional, que derivaron en una profunda crisis económica. En los 13 minutos de exposición, el mandatario se encargó de confrontar con el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, para afianzar el voto antikirchnerista y presentar propuestas que lo ayuden a mejorar la performance que tuvo en las PASO para llegar al balotaje.

La poca anticipación con la que el jefe de Estado llegó a la provincia de Santa Fe para participar del debate presidencial en la Universidad Nacional del Litoral respondió a la necesidad de ensayar su discurso hasta último momento en Los Abrojos, junto a su equipo de comunicación. En gran medida, Macri logró cumplir uno de sus objetivos: replicar las promesas que viene haciendo en los actos de la caravana del "Sí, se puede". Sin embargo, también se convirtió en el principal blanco de críticas, en especial por parte de Fernández y el postulante del FIT, Nicolás Del Caño, quienes apuntaron de lleno contra las políticas del gobierno de la alianza de Juntos por el Cambio.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos