Militantes de organizaciones sociales, gremiales, políticas y de derechos humanos se manifestaban esta tarde frente al Ministerio de Defensa en rechazo a las modificaciones en el accionar de las Fuerzas Armadas anunciadas por el Gobierno. El presidente Mauricio Macri ratificó la medida.

La protesta fue convocada por Abuelas y Madres de Plaza de Mayo y, bajo una llovizna, miles de personas de distintas agrupaciones llegaron a las inmediaciones del Edificio Libertador, sobre la Avenida Paseo Colón en el bajo porteño.

En el lugar se encuentran militantes de ATE, la CGT, HIJOS, La Cámpora y partidos de izquierda.

Ratificado

Macri ratificó hoy el decreto para modificar las funciones de las Fuerzas Armadas y se quejó de que los dirigentes de la oposición y los organismos de derechos humanos "no hayan leído" el texto.

"Me impresiona que tanto dirigente que tiene que ser responsable y tiene que darle valor a su palabra no haya leído siquiera lo que hemos firmado", sostuvo el mandatario.

En la previa de la movilización de organismos de derechos humanos y espacios políticos al Ministerio de Defensa para repudiar la medida, el jefe de Estado aseguró que "queda claro que las Fuerzas Armadas no van a participar en la seguridad interior".

"Lo que van a hacer es complementar a las fuerzas de seguridad en la lucha contra el narcotráfico con el apoyo logístico", insistió el líder de Cambiemos.

En declaraciones a Radio 2 de Rosario, Macri subrayó que hay que "tratar de disponer de todos los recursos para dar esa batalla" contra las drogas.

"Tenemos más de 70 mil argentinos comprometidos integrando las Fuerzas Armadas que hoy trabajan en una agenda que no tiene nada que ver con las necesidades del Siglo XXI: ya no hay posibilidades de que tengamos un conflicto bélico con Brasil, con Chile", remarcó.

Y añadió: "Lo que hace falta es combatir y estar listos para defendernos del terrorismo, narcotráfico, cibercrimen. Esa es la agenda con la cual tenemos que desarrollarnos. También capacitarnos para participar de la agenda mundial de la paz e incorporar capacidades y medios para las tragedias climáticas".

A la vez, el Presidente aseguró que está "interpretando el deseo de la mayoría de los argentinos de sentirse más seguros, más cuidados" y pidió "entender de una vez por todas que son las Fuerzas Armadas de la democracia".

Consultado sobre si es necesario cambiar la Ley de Seguridad Interior, el jefe de Estado manifestó: "Si se quiere modificar, que el Congreso haga un debate acerca de eso y la modernice.

Alineados a EE.UU.

El ex diputado nacional Carlos Heller cuestionó el decreto del Gobierno y consideró que se enmarca en "un intento de alinear a la Argentina" a la doctrina "represiva" que impulsa Estados Unidos. 

"Es un intento de alinear a la Argentina en ïlos nuevos desafíos del Siglo XXIï y toda esa retórica que en definitiva es la versión actualizada de la doctrina de la seguridad nacional de tan triste memoria para todos nosotros", indicó.

Para el economista, el decreto 638 firmado por el presidente Mauricio Macri forma parte de "la estrategia del gobierno de inserción en el mundo, en un creciente vínculo con las políticas de los Estados Unidos".

En un comunicado, el presidente del Partido Solidario sostuvo que el decreto 638 es "muy grave para la democracia argentina" y "más aún si se la vincula con la situación de protesta social creciente, en el marco de las políticas de ajuste que se profundizarán como consecuencia del acuerdo con el FMI".

"Aunque de manera inicial no sean directamente utilizadas en la represión, ya está claro que las FFAA pueden reemplazar efectivos que sí van a poder ser utilizados en el plano represivo", concluyó Heller.