El presidente Alberto Fernández recibió al premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y a la referente de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora Nora Cortiñas, quien dio por "terminado" el episodio por dichos del mandatario sobre "dar vuelta una página" con las Fuerzas Armadas.

"No vine enojada con Alberto", afirmó Cortiñas al tiempo que aclaró que "no fue tan grave" lo que motivó la polémica con el Presidente y subrayó: "Ya se terminó, hablamos y está terminado".

La dirigente, además, destacó que "el Presidente está dispuesto a escuchar" los pedidos de los organismos internacionales y aclaró que la entrevista de esta jornada fue requerida hace 15 días, con lo que sugirió que no fue la polémica por los dichos del mandatario en Campo de Mayo lo que motivó el encuentro.

Cortiñas confirmó que durante la reunión con el jefe de Estado se habló sobre la posibilidad de investigar el endeudamiento que contrajo el ex presidente Mauricio Macri. Al respecto, Pérez Esquivel consideró que es necesario "saber a dónde fueron esos capitales", tras enfatizar que el Banco Central "tiene esa información".

"Vamos a ver cómo se puede clarificar" el tema, expresó el referente de los derechos humanos y señaló que la idea es "no cargar sobre los sectores sociales más desprotegidos por una deuda injusta".

Además, dijo que esta "no es la misma deuda de la dictadura militar, sino un gobierno institucional" y remarcó que "hay que ver a dónde fueron esos capitales, en qué se invirtieron o si fueron a la rueda financiera".

En la agenda de la reunión con Fernández también estuvo la "recuperación del Instituto Espacio de la Memoria y la importancia de "seguir trabajando" en la investigación de la "existencia o no" de los archivos de la dictadura, y "si están guardados, dónde", aclaró Cortiñas.