El Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) repudió "los actos de violencia laboral" y se solidarizó con los trabajadores y trabajadoras del Instituto Ceferino Namuncurá y con el titular de la filial Rosario del gremio, Martín Lucero. A través de un comunicado denunció a las autoridades de ese establecimiento por "diferentes situaciones" de esa misma naturaleza.

"De forma constante desde 2019 la seccional Rosario del gremio denuncia a esa institución por diferentes situaciones de violencia laboral. En más de una decena de escritos en el Ministerio de Educación de Santa Fe se constataron las presentaciones de docentes que sintieron que su integridad física estaba en riesgo", dijo el Sadop que tutela a 70.000 trabajadores y trabajadoras en todo el país.

Amenazas como respuesta

El secretario general de esa organización Jorge Kalinger aseveró que hay "amenazas de sumarios contra los docentes, gritos y presiones 'ejemplificadoras' hacia quienes procuran protección del gremio".

En el mismo tono acotó que durante el último mes la seccional Rosario acompañó a 6 docentes que presentaron una denuncia penal "contra quienes ejercen esa violencia laboral".

"La respuesta fueron más amenazas y silencio de las autoridades ministeriales provinciales. La violencia puertas adentro quedó expuesta ahora cuando personal de la escuela subió a su estado de whatsapp un video cuyas imágenes muestran cómo se hace explotar a una persona y luego un cartel afirma 'Así va a kedar lucero ja ja ja'", concluyó.

En su comunicado el Sadop repudió todas "las acciones de violencia laboral", respaldó a los docentes y condenó las amenazas contra Lucero en un video.