El bloque de los Sindicatos en Marcha por la Unidad Nacional (Semun) aseguró que en 2021 deberá "consolidarse" la nueva conducción de la CGT. Al tiempo que evaluó que el movimiento obrero tiene "un rol preponderante y debe estar a la altura de las circunstancias" para recuperar al país.

La falange gremial que lidera el también titular de la Unión Ferroviaria (UF) Sergio Sasia y que agrupa a más de 40 organizaciones, viene desarrollando una intensa agenda de evaluación del escenario pandémico, el impacto en la fuerza laboral y lo que deparará la actividad productiva del país el año próximo. “Debemos estar a la altura de las circunstancias para ofrecer nuestro aporte a fin de recuperar a la Argentina y dignificar el trabajo", le resumió Sasia a BAE Negocios.

El Semun proclamó también que se impone “como imprescindible” el debate de un proyecto nacional y la elaboración de una agenda programática con activa participación del movimiento obrero, no sólo en virtud de las consecuencias de la crisis Covid.

"Hablamos de herramientas necesarias para la defensa de los intereses de los trabajadores. La realidad es muy complicada, hay problemas por resolver, todos importantes, pero algunos muy urgentes", explicó el titular de la UF.

Para un 2021, donde amén de las prórrogas de mandatos dispuestos por el ministerio de Trabajo en la esfera gremial y que incluyen a la CGT, el bloque sindical ponderó la necesidad de unidad.

“La vamos a lograr priorizando las coincidencias sobre las diferencias, con responsabilidad, para aportar a un país mejor. Un proyecto nacional, que es el legado del general Juan Domingo Perón para lograr una CGT fuerte, unida, representativa y federal".

Repansando la crisis que heredó el Gobierno actual de la gestión Macrista, las urgencias sociales, el Coronavirus y la necesidad de recuperación del trabajo en cada provincia del país, Sasia remarcó que “no hay demasiado tiempo y se impone la necesidad del desarrollo”.

El Semún también expresó un reconocimiento “a los trabajadores que, con su compromiso, pusieron el corazón y la responsabilidad para que los servicios esenciales fuesen prestados con normalidad" y también un sentido mensaje de afecto “a quienes perdieron a sus seres queridos en esta inédita pandemia”.