El Senado debatirá está tarde el proyecto que crea un Fondo con aportes de quiénes tienen bienes en el exterior sin declarar para el pago de la deuda de 44.500 millones de dólares con el FMI. El oficialismo cuenta con el apoyo necesario para aprobar la iniciativa, sin embargo el escenario es más adverso en Diputados, donde una parte de la oposición ya adelantó su rechazo. 

En la sesión prevista para este jueves a las 14, el interbloque del Frente de Todos votará de manera conjunta la iniciativa que impulsa el kirchnerismo, a pesar de que en un sector del oficialismo la propuesta no cayó muy bien, en especial en el ministerio de Economía debido a que Martín Guzmán no fue consultado previamente por este tema. Aún así, desde la Casa Rosada señalaron que compartían la idea que se gestó en la Cámara alta. 

El proyecto también tiene el aval de los senadores Alberto Weretilneck, de Juntos Somos Río Negro, y Magdalena Solari Quintana, del Frente de la Concordia Misionero, ambos aliados del oficialismo. 

Por el contrario, desde el interbloque de Juntos por el Cambio se oponen a lo que consideran un "blanqueo". Uno de los más críticos es el radical Martín Lousteau, quien planteó en varias oportunidades que se trata de un proyecto "que no se refiere a la fuga, sino a los bienes no declarados en el exterior".

Para el kirchnerismo es tan importante poder avanzar con esta iniciativa que procura cobrar un "aporte especial de emergencia" a quienes tienen bienes en el exterior no declarados que la vicepresidenta y titular del SenadoCristina Kirchner, aprovechó un encuentro con el embajador de Estados Unidos, Marc Stanley, para hablar este asunto y conseguir que ese país se comprometa a colaborar con el proyecto.

Hasta el momento, la propuesta fue respaldada por distintos sectores sindicales, los movimientos sociales y los diferentes partidos que integran el Frente de Todos.

El miércoles último, el referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), Juan Grabois, que integra el Comité de Acreedores de la Deuda Interna, reclamó ante senadores del Frente de Todos "levantar el secretismo" que existe en torno a quienes fugaron divisas y "mayor énfasis" en la persecución de los responsables de esas maniobras. Y lamentó que no se haya conformado aún la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control del Pago de la Deuda Externa.

Además de crear el Fondo para el pago de la deuda, en el interbloque oficialista consideran que es preciso aprobar la iniciativa que modifica las excepciones al secreto bancario, con la cual el Banco Central, los organismos recaudadores de impuestos y la Bicameral Permanente de Seguimiento y Control de la Gestión y Pago de la Deuda, entre otros, quedan habilitados para solicitar dicha información. 

Si bien la AFIP, a cargo de Mercedes Marco del Pont, tiene las herramientas para poder aplicar la letra del proyecto que crea el Fondo para cancelar la deuda, en el kirchnerismo sostienen que con la reforma de la ley de entidades financieras otros actores podrían solicitar el levantamiento del secreto bancario, sin depender de lo que disponga el Gobierno de turno.