En la Casa Rosada dieron el visto bueno para posponer el debate por el cálculo de las indemnizaciones para así avanzar en el Congreso con la discusión del paquete de leyes de la reforma laboral. Mañana, en el Senado, el oficialismo impulsará el tratamiento de la creación de la Agencia Nacional de evaluación de Tecnologías de Salud (Agnet) y la formación profesional, que cuenta con el apoyo de los gremios. Y dejará para más adelante la regularización de trabajadores no registrados.

Si bien la decisión de dividir la reforma laboral en varios proyectos de ley surgió del Poder Ejecutivo nacional ante el rechazo generalizado de la oposición y la CGT, desde el ministerio de Trabajo admitieron que el nuevo formato tampoco garantiza el debate. Para habilitar la discusión descartaron cambios en las indemnizaciones, al menos por el momento, y cedieron para que el Senado comience por temas que despiertan el interés de la dirigencia sindical. El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, confirmó a la agencia estatal Télam que se avanzará con la Agnet, mientras que las otras iniciativas seguirán siendo debatidos en las reuniones de asesores de las bancadas.

Tanto el "blanqueo" como el cálculo de las indemnizaciones estarán en la mesa de negociaciones de mañana en Balcarce 50 entre el triunvirato sindical y el gobierno de Mauricio Macri, que busca frenar el anuncio del paro nacional.

En el primer encuentro en la Cámara alta, que está pautado para las 15.30, asistirá el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, quien explicará los objetivos que tendrá la nueva agencia de evaluación de tecnología médica que, según fuentes del oficialismo, busca bajar el nivel de litigiosidad en contra de las obras sociales sindicales.

Desde el bloque Justicialista, que comanda Miguel Ángel Pichetto, señalaron que "hay posibilidades fuertes de dictaminar el martes la propuesta sobre Agnet" pero que "no saldrá" el proyecto de blanqueo, si no se eliminan las modificaciones que pretenden introducirse respeto a los cómputos de las indemnizaciones.

La regularización de trabajadores en "negro" prevé beneficios para los empleadores que "blanqueen" a sus trabajadores, al mismo tiempo que modifica el cómputo de las indemnizaciones por despidos sin causa, excluyendo por ejemplo el aguinaldo de la suma. Por esa razón, desde el peronismo advirtieron que sólo avanzarían con el proyecto del "blanqueo laboral" si se retiran de la iniciativa las modificaciones planteadas para las indemnizaciones, un requisito que puso como condición la CGT en la última reunión que mantuvo con los senadores del PJ el 24 de mayo pasado.

Otro de los proyectos que queda pendiente y sobre el cual no hay aún una postura unificada entre los bloques está vinculado a la capacitación laboral, que establecería pasantías como modalidad de capacitación y no como vínculo laboral. Estas prácticas formativas están destinadas a los estudiantes mayores de 18 años, para que inicien su carrera laboral en empresas privadas o instituciones públicas.