El pliego del diplomático Luis Bellando como embajador argentino en el Vaticano fue rechazado por la Santa Sede, por lo que el Gobierno nacional deberá proponer a otro candidato, a poco del viaje del presidente Alberto Fernández a Roma para reunirse con el papa Francisco.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, confirmó que el Gobierno revisará la designación del embajador.

"La mecánica que tiene la Cancillería es mandar primero los nombres en consulta porque los países receptores tienen que estar de acuerdo con los candidatos que se proponen, así que en este caso se reverá y se reverá también si hace falta un nuevo consenso para mandar a otro candidato o candidata para enviar como embajador o representante en la Santa Sede", aseguró el jefe de Gabinete.

Y agregó: "Es un trámite de Cancillería que tendrá sus tiempos administrativos y sus tiempos de consulta, aún no tenemos novedades sobre eso".

Bellando, que finalmente no será el embajador en El Vaticano, ya había estado asignado a Río de Janeiro, Brasil y Angola, entre otros destinos.

Fuentes de Casa Rosada aseguraron a NA que por el momento no hay otro nombre en carpeta para designar en la Santa Sede.

La negativa de la Santa Sede se da a menos de dos semanas de que el Presidente viaje al Vaticano para reunirse a solas con el sumo pontífice.

Fernández se verá por primera vez en condición de mandatario nacional con Francisco el 31 de diciembre, después del viaje que hará por Israel, cinco días después del quinto aniversario de la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Esta semana, el jefe de Estado habló del papa y afirmó: "Francisco sabe lo que lo valoro, quiero y aprecio, y lo que celebraría que viniera la Argentina".

"Debe ser resistente a venir a Argentina por temor a que lo dejen en alguno de los dos bandos y el Papa no está en ningún bando, está por encima de todos nosotros", señaló sobre una eventual visita al país, hecho que nunca se concretó desde que elegido como jefe de la Iglesia.