El canciller Jorge Faurie declaró hoy que el gobierno de Mauricio Macri procura tener “una política exterior pragmática” ante los desafíos del mundo globalizado y advirtió que, si bien se trata de una política “no tan ideologizada”, esto “no quiere decir” que sea un proyecto “sin ideas”.

Al exponer ante la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, el canciller explicó que se trata de una política exterior que promueve “la libertad, el respeto de los derechos humanos y la defensa de las libertades económicas”.

"Procuramos tener una política exterior pragmática para poder responder a cada uno de los desafíos, no tan ideologizada no quiere decir que no tengamos ideas. Es una política de libertad, de respeto de los derechos humanos, de defensa de las libertades económicas”, remarcó ante los senadores.

Faurie ratificó que la administración de Cambiemos busca “una inserción inteligente” en el mundo frente a lo que calificó como “una ausencia que tuvo en los años precedentes en distintos mercados y organismos internacionales”, y ponderó la presidencia del G-20 que este año ejerce Argentina.

Ante los senadores de la comisión que preside el senador Julio Cobos, el ministro ratificó la intención del Gobierno argentino de “ampliar su vinculación” con los países miembros del Mercosur para el “acceso de los productos argentinos en el espacio regional” y lograr “un mayor grado de apertura”.