Los trabajadores de subterráneos de Buenos Aires reanudarán este martes su plan de lucha con paros y liberación de molinetes en las líneas E y H y el Premetro en rechazo al aumento salarial del 15,2% acordado entre Metrovías y UTA y por las sanciones a empleados que participaron de las protestas. 

"El martes sigue el conflicto en demanda de paritaria y que Metrovías retire las sanciones a trabajadores que liberaron molinetes sin perjudicar el servicio", explicó hoy el secretario de prensa de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp), Enrique Rositto.

En este sentido, el dirigente de los metrodelegados anunció que "el martes desde la cero hora hasta las 12 continuará el plan de lucha con paros en las líneas E, H y Premetro y de 12 a 14 se liberarán molinetes en estaciones de esos ramales que vamos a determinar mañana".

"En la medida que la empresa Metrovías sanciona a los trabajadores que liberan molinetes sin perjudicar a los usuarios nosotros también respondemos con mayor dureza a esta actitud", sostuvo.

En este marco, Rossito cuestionó hoy el accionar de Metrovías y el Gobierno porteño al señalar que ante la continuidad el plan de lucha "hay silencio absoluto de la empresa que continúa enviando telegramas con sanciones y la Ciudad, lejos de acercar posiciones o intentar destrabar el conflicto, amenaza con denuncias penales".

En abril, la Unión Tranviarios Automotor ( UTA) firmó sin los metrodelegados un aumento del 15,2% para los trabajadores del subte en tres cuotas a pagarse un 5,7% entre marzo y julio, otro 5,7% desde agosto a noviembre y un 3,8 entre diciembre y marzo de 2019.

El viernes último, Metrovías informó el envío de 100 telegramas de suspensión de trabajadores nucleados en la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp), que ese día paralizaron por 12 horas el servicio en las líneas C y D, cuyas formaciones no funcionaron entre las 5 y las 12.

La jornada del viernes del plan de lucha se completó en las líneas C y D con el desbloqueo de los molinetes entre las 12 y las 14.

El conflicto transcurre en el contexto de un fallo judicial a favor de más de veinte empleados de la actividad, quienes fueron absueltos de la imputación de levantar en su momento molinetes.

El juzgado penal, contravencional y de faltas número 7 de Buenos Aires absolvió a esos empleados, quienes habían sido acusados e imputados por aplicar la estrategia del “libre paso” de pasajeros en las líneas como medida de protesta contra la paritaria.

La línea E se extiende entre las estaciones Bolívar en Plaza de Mayo hasta Plaza de los Virreyes en el barrio de Flores, mientras que el ramal H tiene sus cabeceras en las estaciones Hospitales en Parque Patricios y Facultad de Derecho en Recoleta.