Mauricio Macri deberá hacer algo más que subrayar que "hay gato para rato" si quiere mantener su lugar de liderazgo, al menos, al frente de PRO, cuando deje la Casa Rosada y pase -desde el llano- a ser parte de la oposición. Su decisión inconsulta de bendecir al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, para que presida el bloque de diputados macrista enojó a más de un integrante de ese espacio y reflotó la idea de algunos de armar una bancada aparte dentro del interbloque de Cambiemos. Como un primer paso para afianzar su rol de líder, el presidente recibió ayer en la Quinta de Olivos a los legisladores Omar De Marchi y Silvia Lospennato, ambos cercanos al titular de la Cámara baja, Emilio Monzó.

Desde antes del 27 de octubre pasado, cuando la derrota aparecía como irreversible, eran muchos los legisladores macristas que abogaban por una mayor apertura y horizontalidad en la toma de decisiones. En medio de la derrota, el 40% de los votos que obtuvo el mandatario en los comicios generales puso en suspenso el plan de Monzó de llevar adelante un armado que se diferencie del verticalismo que instauró el jefe de Gabinete, Marcos Peña, o sea Macri, en los últimos cuatro años. Aún así, nunca se pensó que fuera por fuera de los márgenes de la coalición que integra PRO, la UCR, y la Coalición Cívica- ARI. 

"Mauricio es el líder indiscutido, pero es necesario mayor diálogo interno y también para afuera ahora que vamos a ser oposición", dijo a BAE Negocios uno de los diputados que hasta no hace mucho comulgaba con entusiasmo con la línea del presidente de la Cámara de Diputados. 

Los ánimos dentro de la bancada macrista, que en la actualidad encabeza Álvaro González,  cambiaron la semana pasada apenas el mandatario le dio el visto bueno al pedido de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, para que Ritondo sea el nuevo titular del bloque parlamentario después del 10 de diciembre próximo. 

Te puede interesar:

 

Aunque algunos todavía se ilusionan con que Macri revea su postura, el ministro de Seguridad bonaerense cuenta con el apoyo de Vidal y del jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, pero además el presidente ya se anticipó a plantearle a Ritondo, en un encuentro que mantuvieron días atrás, que necesita que algunos de los actuales subsecretarios y directores sean ubicados en la Cámara baja a través de contratos, algo que generó cierto resquemor en quien deberá conducir el bloque macrista. Algo similar hizo el jefe de Estado con el mandatario porteño, a quien le solicitó cargos para una parte de sus colaboradores en diferentes organismos estatales.

Uno de los que abiertamente mostró su enojo por la nominación de Ritondo fue De Marchi a través de su cuenta de Twitter: "'Ningún hombre es lo suficientemente bueno para gobernar a otro hombre sin su  consentimiento'. Esto lo dijo Abraham Lincoln hace 120 años. No es bueno enterarse por los diarios sobre quien podría presidir el Bloque de Diputados de Juntos por el Cambio que pronto integraré". 

 

"Si me avisan por los diarios, contesto por los diarios. Menos me gusta aún que me amenacen que si no soy obediente deberé estar fuera del Bloque. Quiero que @mauriciomacri vuelva a ser presidente dentro de 4 años", agregó el legislador mendocino luego de que Ritondo dejara trascender que "o se está adentro del bloque o se está afuera". 

"El problema no es tanto la figura de Ritondo como el método que se escogió para designarlo. De Marchi expresó ese malestar, que es el que tienen muchos dentro del bloque. Debería haber sido más conversado", señalaron a este diario desde la bancada oficialista. Y manifestaron que "si bien no hay nada definido, no está descartado conformar una bloque por fuera de PRO, eso sí siempre dentro del interbloque de Cambiemos".

Atento al enojo que afloró con su resolución unilateral, Macri recibió ayer por la tarde a De Marchi en la Quinta de Olivos para limar asperezas. El diputado mendocino no sólo quedó contento con lo charlado en el encuentro, sino que además juró que no está en sus planes romper con el bloque de PRO. Un rato después, el presidente se reunió con Lospennato -mucho más ligada a Monzó- para desactivar de cuajo cualquier posibilidad de rebelión interna y conseguir cerrar filas detrás de su liderazgo.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos