La comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados logró ayer, como se descontaba, obtener dictamen para el desafuero del ex ministro de Planificación Julio De Vido, sobre quien pesan dos pedidos de detención por las causas que enfrenta en la Justicia en las que se lo acusa por presunto manejo irregular de fondos destinados al yacimiento de Río Turbio y por supuesto pago de sobrepercios en la compra de gas natural licuado.

De esta manera, el oficialismo finalizó con el trámite legislativo para apartar al ex funcionario en la sesión prevista para hoy donde necesitará reunir los votos dos tercios de los presentes para culminar con el objetivo, que finalizará con la detención del De Vido, que no concurriría a la sesión.

En el oficialismo descontaban que llegarán a alcanzar la mayoría especial necesaria ya que, a diferencia de cuando se lo intentó expulsar por inhabilidad moral sin éxito, esta vez cuentan con el apoyo de los diputados de izquierda y del peronismo no kirchnerista y, prevén se sumen algunos votos del Frente para la Victoria, inmerso en un profundo debate interno.

El espacio que conduce Héctor Reclade, mantuvo el hermetismo respecto a qué posición tomarán.

Ayer por la tarde gran parte del bloque celebró una reunión en la que se comenzó a debatir la estrategia a seguir, pero no se llegó a una decisión conjunta por lo que hoy retomarán el debate antes de comenzar la sesión. “Algunos no quieren entregar a un compañero y otros no quieren quedar pegados a él”, comentaron escuetamente desde el FpV.

Desde ese espacio opositor ya adelantaron su postura José Luis Gioja, quien había dicho que hay que hacerle caso a la Justicia y la diputada María Emilia Soria que sostuvo que votaría “con convicción” el desafuero de su compa- ñero de bancada, ahora que existe un pedido formal de la Justicia. Antes de fi rmar dictamen, la izquierda adelantó que esta vez votarán a favor de echar al ex ministro. “De Vido tiene que estar preso, es un corrupto que no da la cara”, anticipó Juan Carlos Giordano.

Desde el Frente Renovador, la presidenta del bloque, Graciela Camaño, señaló: “Corresponde acceder a los requerimientos judiciales, bajo ningún punto de vista nosotros podemos ser impedimento para que se investigue si De Vido cometió hechos de corrupción”.

Los kirchneristas Rodolfo Tahlade y María Britez, se presentaron en la Comisión solo para pedir que se leyera un escrito que lleva la firma del abogado de De Vido, Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, en donde anticiparon que recurrían a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, advirtiendo que en ninguna de las causas en las que está involucrado existe sentencia firme.

  • Rechazan eximición de prisión

Dos jueces federales rechazaron planteos de Julio De Vido para evitar quedar detenido en caso que la Cámara de Diputados le quite sus fueros como diputado.

El juez federal Luis Rodríguez rechazó la eximición de prisión presentada por el diputado en la causa en la que se investiga el presunto manejo irregular de fondos destinados a la mina de Río Turbio.

En esa causa, y por orden de la Cámara Federal, el juez Rodríguez había solicitado la detención y el desafuero de De Vido, al que luego se le sumó el de su colega Claudio Bonadio, quien finalmente también rechazó el pedido de excarcelación solicitado por el exministro en la causa por el presunto pago de sobreprecios en la compra de gas licuado.

Tanto Rodríguez como Bonadio habían dictado el procesamiento por administración fraudulenta y malversación de fondos públicos con prisión preventiva, por lo que de quedarse sin fueros ya está definida su inmediata detención.

Ante los pedidos de eximición de prisión, el fiscal Carlos Stornelli, quien interviene en las dos causas, había pedido que fueran rechazados.