El Comandante Nacional Electoral, general Carlos Pérez Aquino, puso hoy en marcha en todo el país el operativo para brindar seguridad al desplazamiento de documentación electoral a más de 14 mil escuelas habilitadas y a las sedes de procesamiento de datos en las que se realizará el recuento de sufragios.

Durante la jornada de ayer se llevó a cabo un operativo a menor escala para el traslado de documentación a las zonas más alejadas y de dificultoso acceso como parajes montañosos, utilizando en algunos casos mulas y botes laguneros en zonas anegadas por lluvias en la mesopotamia. 

El jefe militar destacó la "buena predisposición" de los docentes y porteros de los establecimientos escolares, tras el arribo de los efectivos militares con la documentación electoral y la distribución de los cuartos para emitir el sufragios, así como lugares para el descanso de los uniformados.

Pérez Aquino remarcó, asimismo, que el operativo se "lleva a cabo hasta el momento con absoluta normalidad".

El comandante electoral precisó además que se pronostican lluvias en la zona norte de Santa Fe, Misiones y la zona del Impenetrable, lo que puede generar algún tipo de inconveniente por lo que se dispuso buscar caminos y soluciones alternativas. 

El despliegue en todo el país de 106.800 efectivos militares y de fuerzas de seguridad se mantendrá hasta el traslado de las urnas y la documentación electoral, que será monitoreado a través de un sistema satelital hasta las sedes de los juzgados federales con competencia electoral y Juntas Nacionales de cada distrito y hasta la fiscalización del escrutinio definitivo.

Los efectivos disponen de 6.233 vehículos, 13 helicópteros, 5 aviones de porte, 13 embarcaciones, entre ellas botes de rescate acuáticos y unidades especiales para la montaña y nieve, y 86 mulas para transportar las urnas en las regiones montañosas del país.