El primer debate presidencial de cara a las elecciones de octubre dejó cruces a pesar de las limitaciones de las reglas del juego. El presidente Mauricio Macri se dedicó a repetir slogans de campaña y afianzar la idea de que viene "una nueva etapa de crecimiento". Desde la oposición, Alberto Fernández se quejó, respondió y lanzó ataques puntuales. Roberto Lavagna se mostró con poco impacto en tanto que Nicolás Del Caño fue el más enérgico y picante; José Luis Espert mantuvo su ortodoxia y se mostró casi sobrador y por último, Juan José Gómez Centurión fue el más desordenado, superando tiempos establecidos.

Detrás del escenario de la Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe, también debatió: hubo expresiones de nervios y algunas sonrisas; un saludo trunco y funcionarios, empresarios y amigos entre el público. 

Ver más productos

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos