El ex presidente de la UIA Juan Carlos Lascurain golpeó ayer a un camarógrafo a la salida de los tribunales de Comodoro Py, donde declaró por la causa de los cuadernos sobre la supuesta corrupción en la obra pública durante el kirchnerismo.

Visiblemente molesto, Lascurain salió de la audiencia con el juez federal Claudio Bonadio y aseguró ante la prensa que no tenía "nada que ver en absoluto" con las personas mencionadas en los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno.

Junto a uno de sus acompañantes del ex titular de la UIA golpeó a un camarógrafo, tras declarar. "Cómo no voy a colaborar con la justicia si vine acá a declarar", explicó al salir de los tribunales.