Tras los dichos descalificatorios sobre docentes por parte de la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) resolvió denunciarla en el INADI por comentarios discriminatorios y xenofóbicos además de instar a sus agremiados a realizar denuncias individuales en el organismo.

El comunicado que emitió la agrupación sindical señaló que los dichos de Acuña representan "una vez más el ataque y el llamado a la persecución de la docencia como mecanismo de disciplinamiento, que remite a los momentos más oscuros de nuestra historia”.

La funcionaria acusó a los docentes de "adoctrinar" a los alumnos, elegir la docencia tras "haber fracasado en otras carreras" y de tener poco "capital cultural" por venir de sectores con bajos recursos económicos. Así se expresó en un Zoom con el diputado de Juntos por el Cambio, Fernando Iglesias. 

Las repercusiones no solo se dieron en el ámbito docente, sino que el ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, también cargó fuerte contra su par porteña. "Son declaraciones sumamente injustas, incoherentes en un momento donde toda la comunidad docente, maestros, maestras y profesores en un año tan excepcional han desplegado un enorme compromiso”, señaló.

La Secretaria General de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), Sonia Alesso, también confirmó que se denunciará a Acuña en la Organización internacional del Trabajo (OIT) y sostuvo que los dichos "expresan una visión prejuiciosa, clasista y ofensiva a los docentes”.

"Este discurso y sus políticas educativas van de la mano", enfatizó Alesso en declaraciones a El Destape Radio.

Qué dijo Soledad Acuña sobre los docentes

"El perfil de los estudiantes cada vez va teniendo un sesgo más claro. Son personas cada vez más grandes de edad que eligen la carrera docente como tercera o cuarta opción luego de haber fracasado en otras carreras", sostuvo la ministra durante una charla por videoconferencia organizada por el diputado de Juntos por el Cambio Fernando Iglesias.

En ese marco, consideró que "si se mira en términos económicos, que no debiera ser un determinante pero, si se mira en términos de capital cultural y de experiencias enriquecedoras en el momento de aportar para el aula, los que eligen la carrera docente son de los sectores cada vez más bajos socioeconómicos".

También se manifestó contra "la raíz de lo sobreideologizado y de la militancia política en las aulas" que "está en la formación docente". "La raíz está en lo que se define como perfil de un docente en un instituto de formación docente", cuestionó sobre la militancia política de ciertos docentes.

"Un docente que aprende bien sabe que lo que tiene que hacer es enseñar a pensar, no decirle a los chicos en qué pensar", consideró. En base a esa opinión, instó a las familias de los alumnos a "que hagan las denuncias" cuando creen que hay una "bajada de línea en el aula para poder intervenir y trabajar con la conducción y los docentes" para poder solucionar eso "en el corto y mediano plazo".

La ministra sostuvo que "hasta la pandemia, las familias no sabían lo que pasaba en el aula cuando el docente cerraba la puerta". "La virtualidad, lo que hizo, fue que las familias empezaran a ver lo que pasa con la educación de sus hijos", agregó.