La alternativa de incrementar los salarios aún bajo los efectos de la crisis Covid-19 es imperiosa para reactivar la economía, ponderó un informe universitario. Sin pasar por alto que 2020, pandemia mediante, tuvo profunda retracción económica, destrucción de empleo y cierre de empresas, señalaron que mejorar sueldos “es necesidad de primer orden”.

Los efectos, según consideran, no solo beneficiarán a los trabajadores sino que por la distribución del crecimiento también abarcarán a los empleadores.

Son algunas de la conclusiones del último trabajo del Centro de Capacitación y Estudios sobre Trabajo y Desarrollo de la Universidad de San Martín (Cetyd-Idaes-Unsam).

“Equilibrar la distribución de ingresos es menester”, le recalcaron a BAE Negocios desde ese foro.

“Su importancia va más allá de la justicia distributiva y garantizar niveles de bienestar. También se trata de reactivación. Existe una estrecha correlación entre salarios y consumo, es uno de los principales componentes de la demanda agregada y que entre 2019 y 2020 cayó un 8%”, explicó Matías Maito uno de los investigadores de Cetyd-Idaes-Unsam.

La visión del informe sincroniza con los recientes dichos del ministro de Trabajo, Claudio Moroni, en cuanto a que uno de los objetivos del Gobierno es "salarios que crezcan más que la inflación” y utilizar todas las herramientas para lograrlo

“Los trabajadores formales perdieron un punto del poder adquisitivo en 2020, frente a una caída de 10 puntos del PBI por lo cual tuvimos una política de sostenimiento de los ingresos”, acotó el funcionario.

Antes del Covid

Respecto a escenario hetereogéneo para mejorar los sueldos y lo que no pocos sindicalistas definen como “la pandemia antes de la pandemia” ese centro recordó que en el cálculo de diciembre 2015 contra el mismo mes de 2019 los sueldos perdieron el 19% del poder adquisitivo y redujeron su participación en el ingreso.

“En simultáneo, las ganancias de las empresas mejoraron su posicionamiento relativo, evidenciando así la transferencia de ingresos desde los trabajadores hacia las empresas”.

En cuando a elementos para sus conclusiones en el informe detallan que durante 2020 tanto la masa salarial, léase la suma de los salarios percibidos por el conjunto de los trabajadores, como las ganancias de las empresas perdieron contra la inflación, contrayéndose en términos reales un 8% y un 9% respectivamente.

“Sin embargo, la caída que se registró durante dicho año en los impuestos netos de subsidios permitió que ambos mejoraran levemente su participación en el ingreso”, detalló el paper.

Hacia el final del 2020 el escenario comenzó a reconfigurarse y las ganancias empresarias a recomponerse. En efecto, entre los cuartos trimestres de 2019 y 2020 el excedente de explotación bruto se incrementó un 39% en términos nominales, contra un índice de precios que aumentó 36,2% durante el mismo período (un aumento en términos reales del 2%).

Por su parte, la masa salarial creció un 28% en el mismo período y pérdida de poder adquisitivo del 6,4%.

Como correlato de esta situación, la participación de las ganancias empresarias en el ingreso del sector privado se incrementó del 42,5% al 45,2% entre los cuartos trimestres de 2019 y 2020. Al mismo tiempo, la participación de los salarios se redujo del 37,2% al 35,8%.

Categorías en pandemia

El estudio recalca un alto nivel de heterogeneidad “inter e intra sectorial” e identifican a 4 categorías en las que se podría agrupar a empresas de distintas actividades por su evolución entre los cuartos trimestres de 2019 y 2020, a saber: Empresas que aumentaron rentabilidad e ingresos, como comercio, actividades primarias, construcción, intermediación financiera y las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler.

Las que mejoraron rentabilidad pero con menos participación en ingresos, con el sector de manufacturas como único caso; empresas con menor rentabilidad pero mayor participación en ingresos, detalle que incluye a enseñanza, servicios comunitarios, electricidad, gas/agua; servicios sociales y de salud y las que tuvieron merma en ambos segmentos. En este grupo realzan hoteles y restaurantes, transporte y pesca.

Más notas de

Luis Autalan

La pauta de las paritarias 2021 subió otro escalón y se encuentra por encima del 40%

La pauta de las paritarias 2021 subió otro escalón y se encuentra por encima del 40%

ATE acordó con Volnovich un 43% para los trabajadores de PAMI en su paritaria 2021

Luana Volnovich destacó en el acuerdo la labor del personal a su cargo en pandemia

Docentes bonaerenses piden reabrir su paritaria

La paritaria 2021 de los educadores provinciales no tuvo adhesión unánime, Udocba rechazó el pacto

La recuperación del empleo en pandemia a ritmo muy lento

El impacto de la pandemia es potente sobre todo en el trabajo no registrado

Los empleadores optan por flexibilizar las condiciones laborales

Los empleadores optan por flexibilizar las condiciones laborales

Fijan esta semana el nuevo aumento para el personal de casas particulares

La OIT consignó que 3 de cada 4 trabajadoras se desempeña en la informalidad

Camioneros puso primera en su discusión paritaria 2021

"Hay medios de comunicación que odian a los trabajadores", reseñó Moyano

ATE pidió el regreso del IFE y los ATP para atenuar la crisis

Los índices de pobreza ameritan volver a implementar medidas urgentes, consideran los estatales (Foto: Hernán Nersesian)

La Justicia favoreció a Mercado Libre en su puja con los Moyano por encuadres

La pulseada por el encuadre de los trabajadores se detonó en pandemia

La muerte del docente Miguel Angel Díaz

Díaz, fundador de la unión de educadores bonaerenses e integrante del frente moyanista