El polideportivo municipal de Ensenada será el escenario para el lanzamiento de Unidad Ciudadana a nivel provincial, que tendrá lugar mediante un Plenario de la Militancia Nacional y Popular que sesionará el próximo sábado en Ensenada. Bajo la consigna "Para reconstruir el futuro y organizar la esperanza", el bloque duro del kirchnerismo provincial, se congregará con la intención de reafirmar el liderazgo de la senadora Cristina Fernández al frente de ese espacio opositor, pero también buscará acordar cinco puntos programáticos de cara a las elecciones nacionales de 2019.

El encuentro, sumado a la reaparición pública el viernes último de la ex presidenta en una actividad de Smata, en Cañuelas, será el segundo plato fuerte de Unidad Ciudadana en el término de ocho días. En esa ocasión, además del titular del Smata Ricardo Pignanelli, la ex mandataria estuvo acompañada de otros dos dirigentes sindicales; Omar Plaini (Canillitas) y Hugo Moyano ( Camioneros), con quienes acordó trabajar en un frente electoral común para el año próximo.

Ahora, decididos a consolidar las bases y a ratificar el espacio, el kirchnerismo reunirá a su tropa diseminada por la provincia y la Ciudad en territorio del intendente Mario Secco, donde confluirán el Frente Grande, La Campora, Nuevo Encuentro, el Partido de la Victoria, Kolina y la Corriente Alfonsinista, así como la CTA que responde a Hugo Yasky y la Corriente Federal, que además de discutir sobre la realidad socioeconómica por la que atraviesa la provincia y el país, ratificarán la conducción de Cristina.

Pero además, la dirigencia buscará trazar cinco puntos programáticos de coincidencias: Terminar con el endeudamiento externo, cesar con la persecución política hacia los dirigentes opositores, volver a establecer las paritarias como herramienta de negociación salarial, reimplantar un modelo industrial que le devuelva el apoyo a las pymes, y que se ponga fin a los tarifazos.

El cónclave congregará a dirigentes, legisladores y concejales como Martín Sabatella, Diana Conti, Andrés Larroque, Wado de Pedro y Máximo Kirchner -quien será uno de los oradores junto al intendente Secco-, y a dirigentes gremiales como Walter Correa, Héctor Amichetti o el propio Yasky. También fueron invitados los intendentes peronistas de la provincia, por lo que se espera la presencia de los más afines como Jorge Ferraressi (Avellaneda), Walter Festa (Moreno) y Francisco Durañona (San Antonio de Areco), a los que se sumaría una delegación de los jefes comunales referenciados en el PJ Bonaerense, entre ellos Fernando Gray (Esteban Echeverría), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas).

El plenario es similar a otros que se vienen replicando en diferentes puntos del país como los realizados en Salta, Corrientes y Córdoba, a los que en las semanas venideras se sumarán Misiones, La Rioja, Mendoza y Jujuy.

Respecto a las candidaturas, hasta el momento el único dirigente kirchnerista que salió a mostrarse como presidenciable fue el diputado Agustín Rossi, quien ya acumula varias horas de recorrido por las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Sin embargo, el "Chivo" ya anunció que si Cristina es candidata, él se baja.

En tanto que más frondoso, el peronismo ya anotó a los gobernadores Juan Manuel Urtubey y Alberto Rodríguez Saá, a los que se sumaron el senador Miguel Pichetto y el diputado Felipe Solá. Aún resta saber si el mandatario sanjuanino Sergio Uñac se anima a integrar esa grilla (ver abajo), y si Sergio Massa hace otro tanto.

Otra incógnita se centra en como dirimirá el peronismo su interna, si habrán diferentes listas o un acuerdo, o si, como lo manifestara un dirigente consultado, Unidad Ciudadana podría ir en un frente con los sectores del PJ que se quieran sumar, repitiendo de esa manera la experiencia adoptada en algunas provincias en 2017.

Por su parte, cuando se consulta al círculo íntimo de la ex mandataria sobre cuál será el rol que esta asumirá el año próximo, responden que "habrá que ver como se alinean los planetas y si surge algún otro candidato", aunque con una sonrisa, advierten que si bien "ella no quiere presentarse" no tendría "opciones". Sus últimos movimientos irían camino a confirmar esa hipótesis.