El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, remarcó que a partir del 10 de diciembre los dirigentes de Juntos por el Cambio tendrán que "entender que el liderazgo desde el llano se ejerce de otra manera que desde el poder" y ratificó su intención de que el espacio sea "muy amplio, muy generoso y flexible".

"Tenemos que trabajar para construir una oposición responsable que garantice la gobernabilidad y el cuidado de los valores que decimos representar. Lo importante es la unidad de esa oposición y para que perdure tiene que haber mucha flexibilidad. Hay que ser muy amplio, muy generoso, entender que el liderazgo desde el llano se ejerce de otra manera que desde el poder, sino va a haber problemas para sostener la unidad", sostuvo el funcionario nacional.

En diálogo con Radio La Red, el referente del PRO destacó que "para gobernar bien, con cierto oxígeno, uno requiere una base de sustentación política amplia y eso obliga a no cerrarse en uno mismo, a no achicarse la base de expansión".

Consultado sobre si permanecerá alineado con el presidente Mauricio Macri o seguirá los pasos de Emilio Monzó, quien cuestionó la política del saliente mandatario, Frigerio manifestó: "Todos vamos a estar en el espacio en que venimos transitando".

Por otra parte, el ministro se refirió a la transición en su cartera y remarcó que ya elaboró "informes de lo que se hizo y lo que está en marcha" y destacó que deja "todo prolijo para que las próximas autoridades puedan tener facilidades al inicio de su gestión".

"Que el cambio de gobierno no afecte la obra pública, porque hay muchas obras en marcha. Por eso preparamos con mucho detalle el estado de cada una de estas obras y lo que hace falta para que continúen en el tiempo", añadió.