Alberto Fernández se junto este viernes en sus oficinas de Puerto Madero con Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli, jefe y vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

La reunión había sido pautada en la semana, y es la primera vez que se encuentran cara a cara el presidente electo y el jefe porteño. Fernández, en privado, suele hablar bien de la gestión del sucesor de Macri, aunque mantiene importantes diferencias políticas con él.

Hoy se observó a Larreta y Santilli ingresar caminando al edificio de Puerto Madero ubicado en Ezcurra y Juana Manzo. Participa de la reunión también Julio Vitobello, futuro secretario General de la Presidencia.

El encuento tuvo dos ejes a tratar: primero hablaran del pedido del Presidente entrante para que se quiten las vallas que existen actualmente en la Plaza de Mayo. Y, el segundo punto es la transferencia de fondos nacionales a la Ciudad y de deudas que dejará la administración de Macri con la Ciudad. 

En estos cuatro años del Gobierno de Macri, la deuda más importante es la que generó la construcción de los viaductos de los trenes San Martín y Mitre. Se trata de los $6 mil millones de pesos que la Nación le debe a la administración porteña por esas dos obras.

Asimismo, la obra más costosa de la Ciudad en una década fue el Paseo del Bajo. La Nación le había cedido a la administración porteña en enero pasado 10 inmuebles fiscales valuados en 175 millones de dólares.

El pasado 14 de noviembre, Horacio Rodríguez Larreta se reunió con Axel Kicillof, gobernador electo de la provincia de Buenos Aires. Según relataron voceros de ese encuentro, los dos dirigentes se retiraron de esa cita con buenas impresiones de la contraparte.

Allí, hablaron de tarifas de servicios públicos y seguridad, parte de la agenda que comparten la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Al ingresar, Rodríguez Larreta y Santilli no hicieron declaraciones a la prensa y luego se retiraron por una puerta trasera.