El Gobierno nacional promulgó la Ley de Capitales Alternas que establece que 24 ciudades del país sean consideradas para realizar allí reuniones con parte del Gabinete nacional, autoridades locales y organizaciones de la sociedad civil y, de esta manera, desconcentrar y descentralizar la gestión de instituciones y organismos nacionales.

La ley declara "capitales alternas" por los próximos cuatro años y pretende agilizar un esquema de reuniones en las provincias entre funcionarios del Ejecutivo nacional con sus pares de cada rincon del país.

En el Decreto 974/2020, publicado en el Boletín Oficial, se promulga la Ley sancionada el 11 de noviembre pasado, con la firma del presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y del ministro del Interior, Eduardo ´Wado´ de Pedro.

La declaración de "capitales internas" es una iniciativa del ministerio del Interior y busca "acercar la gestión nacional a las provincias y ponerle fin a las grandes inequidades a través de políticas públicas que resuelvan las problemáticas y potencien a las diversas regiones del país", se indicó en el texto publicado.

El mapa de las 24 capitales alternas

El Presidente presentó este proyecto durante la campaña en 2019. Por la pandemia y los retrasos que generó en el Congreso, además de la imposibilidad de hacer reuniones con los Gobernadores de manera periódica, se retrasó algunos meses. 

En la ley también se crea un gabinete federal que sesionará, una vez que estén dadas las condiciones sanitarias, rotativamente en cada una de las Capitales Alternas, de manera de hacer más efectiva la articulación entre la Nación y las provincias.

Se espera que la primera reunión de este nuevo cuerpo de funcionarios sesione por primera vez la semana próxima en alguna de las capitales alternas que se encuentra al sur del país.