Diputados del Frente Renovador presentaron ante la Justicia una acción declarativa que plantea la inconstitucionalidad del Decreto de Necesidad y Urgencia que firmó el presidente Mauricio Macri a principios de mes para desregular una serie de áreas del Estado.

Los diputados Graciela Camaño, José Ignacio de Mendiguren, Alejandro Grandinetti, Daniel Arroyo, Raúl Pérez, Marco Lavagna y Carla Pitiot se acercaron al Palacio de Justicia para exigir la nulidad del DNU, por entender que le adjudica al Poder Ejecutivo facultades que son inherentes al Congreso, afectando de esa forma la división de poderes.

"El Ejecutivo tiene que aprender a gobernar en democracia. No vamos a permitir que gobiernen por decreto", señaló la jefa de la bancada massista, Graciela Camaño, en declaraciones formuladas en tribunales.

La legisladora consideró que "el decreto es inconstitucional porque no hay ni necesidad ni emergencia" y agregó que "esto tranquilamente se puede tratar por la vía de la ley" a través del Congreso.

Camaño advirtió que el DNU emitido por Macri "deroga 19 leyes y modifica más de cien normas", al tiempo que advirtió que "en su contenido tiene aspectos penales que le están vedados tratar por decreto al Poder Ejecutivo y tiene aspectos impositivos".

La legisladora subrayó, puntualmente, que "genera una preocupación social grande porque contiene la posibilidad de que se embarguen los sueldos de los trabajadores" a través de sus cuentas bancarias.