La provincia de Buenos Aires busca "evitar el subregistro de fallecidos" por Covid-19 a través de un nuevo sistema de "bases integradas", a partir del cual se dieron a conocer durante el fin de semana 3.523 muertes que estaban sin informar ya que se había producido un "cuello de botella" por el aumento de casos, aseguró la ministra de Gobierno bonaerense, María Teresa García.

"Hasta fines de agosto y fines de septiembre, la letalidad del Covid-19 era baja y la carga era bastante acompasada con la realidad", pero en ese momento "se produjo un cuello de botella", lo cual generó un defasaje entre los registros nacionales, provinciales y municipales, explicó la funcionaria en declaraciones a El Destape Radio.

García señaló que "la decisión del gobernador Axel Kicillof fue cruzar las dos bases de datos y el resultado fue la detección de 3.500 fallecimientos", y fundamentó que "la decisión es que sea un dato transparente, claro, que esté en línea, público, y que se evite lo que pasa en otros lugares con el subregistro".

"Con el sistema anterior, la última persona que tengamos fallecida de Covid seguramente iba a aparecer 3 o 4 meses después. Y buscamos evitar eso", indicó la funcionaria y analizó que "la decisión fue quitar del medio los fantasmas de ocultamiento de fallecidos".

En el parte vespertino de este lunes, el Ministerio de Salud Nacional indicó que, de los 12.723 fallecidos totales que reportó ayer la provincia de Buenos Aires, 3.194 casos aún "se encuentran pendientes de carga en el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud", y remarcó que "la notificación y carga de datos" en ese sistema "respecto a la cantidad de infectados y de las personas fallecidas es responsabilidad de cada una de las jurisdicciones".

García hizo referencia a las críticas por parte del gobierno porteño a esta situación. "He escuchado al ministro de Salud de la Ciudad decir que venía retrasada la carga", indicó, y remarcó que "tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en otros distritos debe haber retraso en la carga de fallecidos". En este sentido, propuso poner "a disposición de cualquier provincia y de CABA el sistema para blanquear el número de fallecidos".

La tensión entre el gobierno de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires incluso llevó a que el Juntos por el Cambio anuncie que buscará interpelar al ministro de Salud Daniel Gollán por la carga de los datos de fallecidos, por lo cual el presidente del bloque de senadores bonaerense del Frente de Todos, Gervasio Bozzano, criticó de "oportunismo" a Juntos por el Cambio y consideró que ese espacio político quiere "entorpecer" la gestión del Gobierno.

"El motivo de la 'interpelación' sería la existencia de supuestos inconvenientes en la elaboración de estadísticas en lo relativo al número de personas contagiadas y fallecidas a causa de la pandemia de Covid-19", precisó el legislador en un comunicado, quien recalcó que "no existen tales inconvenientes ni irregularidades" sino que, por el contrario, lo que Salud hizo fue "incorporar una nueva herramienta de medición mucho más amplia y precisa que el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentina (SISA), con el que se venía trabajando hasta ahora".

En este sentido, criticó: "Ante esta medida, hubiese sido deseable un acompañamiento por parte de la oposición. Hubiésemos querido que dejaran por una vez de lado sus mezquinos intereses políticos y colaboraran en un momento tan difícil con el Gobierno elegido por las y los bonaerenses hace menos de un año".

Ayer, el gobernador Kicillof destacó el nuevo registro de fallecidos por coronavirus que puso en marcha el gobierno provincial y, tras repudiar a quienes lo acusan de "ocultar" cifras de víctimas, ofreció el sistema estadístico a la Ciudad de Buenos Aires y el resto de las provincias.

"Los problemas se pueden esconder, trabajar con marketing, comprar a un sector de la prensa para que oculten, o se pueden mostrar para abordarlos y solucionarlos", expresó Kicillof, al compartir con el presidente Alberto Fernández la inauguración del hospital municipal "Presidente Néstor Carlos Kirchner" y de la puesta en funcionamiento del servicio de hemodinamia y cirugía cardiovascular en Escobar.