Atento a la posibilidad de un resultado adverso en las próximas elecciones generales del 14 de noviembre, desde el oficialismo adelantaron que el gobierno de Alberto Fernández convocará a un gran acuerdo con la oposición, los empresarios y los trabajadores.

Si bien hace tiempo el jefe de Estado y la vicepresidenta, Cristina Fernández, vienen hablando con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el jefe del bloque oficialista de diputados, Máximo Kirchner, sobre la necesidad de construir un pacto con el resto de las fuerzas políticas y los diferentes sectores en torno a un conjunto de políticas de Estado, la idea tomó más fuerza luego de la derrota electoral de las PASO y las tensiones dentro del Frente de Todos. "Hay que pensar la Argentina de hoy y la del futuro", planteó el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, en una entrevista concedida a Radio 10, a la vez que destacó el encuentro que el mandatario mantuvo la semana pasada con un grupo de empresarios para discutir "cuál es el modelo productivo de país". 

"La intención de estas reuniones que se vienen realizando desde 2018, es poner en común el rumbo económico, los índices de inversión, de producción que suelen ser poco visibles en los medios de comunicación. A veces no se ve públicamente el esfuerzo que hizo el Estado para sostener el entramado productivo durante la pandemia, por eso también el objetivo es mostrar el rumbo que definimos como Gobierno", puntualizó el funcionario.

De Pedro hizo alusión al discurso de la vicepresidente del sábado último durante el Encuentro Nacional de Juventud en el predio de la ex ESMA: "Como decía Cristina ayer, hay que volver a recrear una alianza entre el Capital y el Trabajo, aumentar el trabajo formal, generar expectativas de cara a la salida de la pandemia. Nuestro proyecto supo generar seis millones de puestos de trabajo, universidad, un plan nuclear, desarrollo tecnológico. Hay conocimiento y experiencia para volver hacerlo y debe ser un compromiso colectivo".

Massa también se refirió al tema y brindó algunas precisiones más sobre lo que esperan de las conversaciones con el sector empresario, los trabajadores y las fuerzas opositoras -dentro y fuera del Congreso- después de los comicios generales, sobre todo en caso de que el oficialismo pierda la mayoría propia en el Senado y deje de ser la primera minoría en Diputados. “Terminada la elección, vamos a convocar desde el gobierno a un acuerdo con la oposición, con los empresarios y con los trabajadores articulando el Congreso y el Consejo Económico y Social. El Presidente tiene la decisión de hacerlo”, afirmó el líder del Frente Renovador. 

“Vamos a convocar a un acuerdo sobre diez políticas -agregó-. Sobre el tema endeudamiento, para que de acá en adelante este país sólo tome deuda para infraestructuras intergeneracionales, para políticas sociales intergeneracionales, para políticas educativas y de investigación científica y tecnológica intergeneracionales. Es decir, para cosas que no impacten en una cuestión presente. Y para prohibir que se tome deuda para pagar gasto corriente. Eso nos va a hacer más ordenados como país”, remarcó Massa. 

“También vamos a plantear un acuerdo sobre leyes de crecimiento y desarrollo económico, agroindustria, hidrocarburos y minería, y el tema hidrógeno y litio como dos asuntos centrales y estratégicos para el futuro de la Argentina”, destacó el titular de la Cámara baja. 

Para Massa es preciso desarrollar políticas en favor del “desarrollo económico, la educación, cuestiones vinculadas a tres políticas de lucha contra la pobreza a 10 años y la generación de empleo. En ese sentido, hay un primer pilar que es esta ley que estamos impulsando para transformar los planes sociales en empleo genuino. Porque de la emergencia que representa el plan, hay que ir a lo permanente que representa el trabajo”.