Este miércoles jurarán los nuevos miembros de la Cámara baja. Se trata de los 127 diputados que resultaron electos en los comicios del 22 de octubre. Una vez que este reconfigurado el nuevo escenario político, Cambiemos buscará avanzar con las reformas propuestas desde el Poder Ejecutivo, que ya obtuvieron media sanción en el Senado.

Volverán a escena, Agustín Rossi, Martín Lousteau, Graciela Ocaña. También, parte de la vieja guardia radical como Leopoldo Moreau y Facundo Suárez Lastra.

Entre los que consiguieron ser reelegidos, figuran Elisa Carrió, Felipe Solá, Mirta Tundis, Luciano Laspina y María Emilia Soria.

La clave estará, para el oficialismo, en quedarse con el manejo de las comisiones relevantes para facilitar los dictámenes de los proyectos reformistas. Las iniciativas serán tratadas en extraordinarias, que aún no fueron convocadas por el Ejecutivo.

#Reforma Permanente | De la mano de los gobernadores, la ayuda vendría, en especial, del bloque justicialista

La reforma previsional, que fue aprobada la semana pasada en el Senado, es una de las iniciativas con las que Cambiemos buscará acelerar los tiempos en la Cámara baja. El proyecto deberá ser debatido en la Comisión de Previsión y Seguridad Social, hoy al mando de la massista Mirta Tundis, espacio desde donde ya avisaron que rechazarán el paquete de reformas.

Ocaña, ex ministra de Salud ahora electa diputada por Cambiemos, podría ser quien se quede con el control de ese cuerpo para habilitar la discusión, que aún no tiene fecha definida.

Después del 10 de diciembre, Cambiemos contará con un interbloque bloque de 108 bancas, con lo que solo le restarán sumar 22 aliados para aprobar los proyectos.

Desde el oficialismo hacen números y confían en que lograrán acercar posiciones con distintos sectores del peronismo, tal como sucedió en la Cámara alta, apostando a los diputados que responden a sus gobernadores.

El mayor apoyo vendría de la mano del bloque Justicialista, al comando del ex titular de Anses Diego Bossio. Ese espacio podría llegar a sumar 20 bancas tras el recambio parlamentario.

Además, Martín Lousteau y Carla Carrizo, electos por Evolución en la Cuidad de Buenos Aires, también podrían respaldar la nueva calculo previsional. Aunque no formaran parte del interbloque oficialista, tampoco se espera que se presenten como una obstáculo, al menos en esta etapa.

Siguiendo la lógica de cómo se comportaron los senadores de las distintas provincias, el oficialismo cree que podrá sumar el respaldo de diputados que responden a las órdenes de sus gobernadores. Podrían allí sumar 5 diputados por Córdoba, 4 del Frente Renovador de Misiones y 6 del Frente Cívico Santigueño.