Antes de volver a la fase 1 de la cuarentena, el oficialismo y la oposición buscan acordar un listado de temas para tratar en las próximas sesiones para así renovar el protocolo de sesiones remotas en Diputados. 

A diferencia del Senado, donde el Frente de Todos tiene mayoría propia, en la Cámara Baja, su presidente, Sergio Massa, está obligado a negociar con los bloques opositores para llevar adelante los debates durante la cuarentena por la pandemia del COVID-19.

Desde Juntos por el Cambio ya le advirtieron que la prórroga del protocolo que regula las sesiones virtuales está atada al temario, el cuál sólo debería incluir iniciativas que cuenten con el consenso de la mayoría, como sucedió hasta ahora en las tres primeras sesiones remotas. Este martes, Massa analiza la posibilidad de mantener una reunión por teleconferencia con los jefes de las diferentes bancadas de la oposición para avanzar sobre los próximos temas a tratar en el recinto.   

Algunas de las propuestas que podrían discutirse son una serie de créditos a tasa cero y una fuerte eximición de impuestos para el sector turístico y gastronómico; una ley de alquileres de comercio para suspender los desalojos y establecer un congelamiento de costo; y una moratoria para monotributistas, autónomos o pymes. En principio, estas temáticas tienen el visto bueno del oficialismo y la oposición.

Para evitar nuevas críticas de Juntos por el Cambio, el Gobierno evalúa enviar un proyecto al Congreso para ampliar el Presupuesto, en lugar de apelar a los poderes especiales que tiene el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para reasignar partidas. El objetivo es que esos recursos sean destinados para las ATP para pymes y el Ingreso Familiar Obligatorio (IFE), que continuarán siendo otorgados en el AMBA y Chaco durante la cuarentena estricta, y también para un refuerzo al PAMI y un aumento de transferencias sociales.

Según fuentes del interbloque de Juntos por el Cambio, en Diputados "no hay margen" para llevar adelante "la estrategia de Cristina Fernández y (Oscar) Parrilli", la cual apunta a incluir en los temarios proyectos que no están ligados a la pandemia y que, en muchas ocasiones, ponen en el centro del debate a la gestión de Mauricio Macri, como es la creación de una comisión bicameral para que investigue los créditos que el Banco Nación le otrogó a la empresa Vicentin en el gobierno anterior, que ya cuenta con media sanción.      

Mientras que en el Senado el diálogo entre el oficialismo y la oposición está casi cortado; en la Cámara Baja, los contactos entre el presidente de la bancada del Frente de Todos, Máximo Kirchner, y el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, son permanentes, así como también con Massa.  

Uno de los primeros puntos que comenzaron a negociar desde los distintos bloques es que recién se retomen las sesiones virtuales después del 17 de julio próximo, una vez que finalice el aislamiento obligatorio estricto. Sin embargo, la idea es que continúe el funcionamiento de las comisiones de manera telemática.