El candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, aseguró ayer que el Papa Francisco lo "reconcilió con la Iglesia", se reconoció "como el porteño más federal" y admitió que el problema de la Argentina "es el hambre".

"Siempre tuve un vínculo de mucho respeto con el papa Francisco, quien me recibió varias veces. Por un tiempo estuve muy enojado con la Iglesia, porque no práctica valores cristianos como el amor por los pobres, pero Francisco me reconcilió con la Iglesia", afirmó el vencedor de las Primarias Abiertas celebradas el 11 de agosto pasado.

En esa dirección, sostuvo que "es responsabilidad de todos no defraudar esa Argentina que millones de argentinos votaron", se consideró a si mismo como "el porteño más federal que existe" y afirmó que hará todo lo que esté a su alcance "para que las provincias se recuperen".

Fernández reconoció además a Néstor Kirchner como su "gran maestro", y aseguró que como Jefe de Gabinete aprendió muchas cosas: "Con él fuimos intentando resolver los problemas que tenía la gente. Hoy el problema de la Argentina es el hambre", concluyó.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos