Este mediodía, el presidente Mauricio Macri se encargó de cerrar la campaña de Juntos por el Cambio en la Capital Federal de cara a las PASO del comingo, en un acto que contó con la presencia del jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, entre otros.

En el evento, realizado en formato 360°, Macri pidió a los votantes ya convencidos que salgan a convencer a su vez a los desencantados con su gestión. Sin embargo, el discurso del Presidente dejó también algunas "perlitas" que captaron la atención de los usuarios en las redes.

En su breve discurso de unos 20 minutos, el mandatario reivindicó las obras hechas alrededor del arroyo Maldonado para evitar inundaciones en la zona y terminó su frase con una arenga al grito de "¡No se inunda más, carajo!".Después de los aplausos del público, sin embargo, Macri adquirió un tomo más calmo y pidió disculpas: "Sorry por el carajo, me fui un poquito...".

Luego, promediando su alocución, el Presidente tuvo un particular gesto para con el futbolista Juan Román Riquelme. Macri festejó lo hecho por la gestión Pro en la Ciudad de Buenos Aires que, dijo, "la pone hoy entre las grandes ciudades del mundo". 

La inmediata respuesta de la gente, que comenzó a corear al grito de "sí, se puede", fue a su vez tomada con humor por el jefe de Estado quien dijo "hago el Topo Gigio, como Riquelme", y se llevó las manos a las orejas tal como hacía el ex jugador xeneize para festejar sus goles.

Lo cierto es que el gesto de Macri no dejó de revestir cierta ironía, ya que la primera vez que Riquelme utilizó el "Topo Gigio" como festejo de gol fue el 8 de abril de 2001, cuando aprovechó los vítores de todo el estadio para hacer escuchar al entonces presidente de Boca Juniors, que ponía trabas para la renovación de su contrato, el apoyo de la hinchada.