El Frente de Todos sufrió una dura derrota en un distrito clave para pensar en la futura composición de la Cámara de Diputados de la Nación, y también le restó un plus a su dinámica de gestión de cara a las elecciones generales de noviembre próximo ya que tanto la administración nacional como la bonaerense habían puesto en juego en las primarias de ayer una suerte de plebiscito sobre el manejo de la pandemia y de la crisis económica desatada por el Covid.

Con más del 90% de las mesas escrutadas, Juntos logró superar el 38% de los votos y aventajar por casi 5% al Frente de Todos. Así, la interna entre la lista de Diego Santilli y Facundo Manes (ver página 6) logró imponer una ventaja que se desplegó en casi todo el territorio bonaerense, en donde sólo en la Tercera Sección electoral logró hacer pie, aunque con algunos tropiezos que llamaron la atención, como el caso de Quilmes (ver pie).

La provincia de Buenos Aires es el mayor distrito electoral del país, que concentra el 38% del padrón nacional, y fue una de las caras de la campaña del oficialismo. La figura de Victoria Tolosa Paz, una candidata respaldada por el presidente Alberto Fernández, resultó tener poco consenso electoral para representar una esperanza a la salida de la crisis pandémica, que jugó un rol clave en los comicios.

El esquivo paso electoral puso en tensión el cálculo legislativo que tendrá que afrontar el gobernador Axel Kicillof, quien acompañó al Presidente y a su vice, Cristina Fernández de Kirchner, en el búnker del oficialismo. Sucede que además de los candidatos a diputados nacionales, los bonaerenses deberán renovar 46 de sus 92 diputados y 23 de sus 46 senadores en los comicios legislativos del 14 de noviembre próximo.

En ese ámbito, la alianza Juntos se imponía anoche en 7 de las 8 secciones electorales en que se divide políticamente la provincia de Buenos Aires. La noticia más preocupante para los gobiernos nacional y provincial fue la "floja" performance de distritos claves en el sur del conurbano bonaerense, en donde si bien el Frente de Todos logró ganar en la mayoría de los distritos, se acortaron fuertemente las diferencias de la performance de 2019.

Con tendencia irreversible, el presidente Alberto Fernández, acompañado por Cristina Kirchner, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, el gobernador Kicillof y a los candidatos, sostuvo : "Evidentemente algo no habremos hecho bien para que la gente no nos acompañe".

Las secciones electorales

Con un promedio del 80% escrutado, estos son los resultados en las secciones electorales. En la primera sección, que comprende 23 distritos del norte y oeste del Conurbano bonaerense, Juntos alcanzaba el 40,05% y 35,51% el FdT. Mientras que en la segunda sección electoral, integrada por los 15 distritos del norte de la provincia, la oposición se imponía con el 52,04% frente al 30,43% del peronismo.

En tanto, en la tercera sección electoral, compuesta por 19 distritos de la zona sur del conurbano, el justicialismo ganaba con el 42,56% ante el 32,72% de la oposición. Y en la cuarta sección electoral, integrada por 19 distritos del noroeste provincial, JxC llegaba al 49,96% y el Frente de Todos 33,13%.

A la vez, en la quinta sección, con 23 distritos del este bonaerense, Juntos triunfaba con el 50,42% mientras que el oficialismo cosechaba un 29,30%. En la sexta, compuesta por los 22 distritos del sur provincial, Juntos trepaba al 52,45% y el peronismo alcanzaba un 27,82%.

En la séptima sección electoral, que comprende a ocho distritos del centro bonaerense, la coalición opositora trepaba al 51,21% y el peronismo al 30,41%. Por último, en la Octava (La Plata), se imponía Juntos con el 45,66% frente al 32,31% del oficialismo.