El amplio triunfo conseguido por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en primera vuelta y sin balotaje, frente a su contrincante del Frente de Todos, Matías Lammens, lo coloca como el primero en triunfar en forma directa desde que se instauró la modalidad de la segunda vuelta en la ciudad de Buenos Aires.

En el distrito porteño nunca un candidato había sido electo con más del 50% de los votos.

En 1996, la primera elección desde que la ciudad se transformó en autónoma ocurrió un hecho extraordinario, porque todavía no estaba vigente la nueva Constitución porteña.

Por eso, Fernando De la Rúa, entonces de la Unión Cívica Radical ( UCR), obtuvo el 39,8% de los votos y resultó electo jefe de Gobierno.

En las elecciones de mayo de 2000, Aníbal Ibarra, del Frente Grande, se impuso con el 49,3% de los votos, que no le alcanzaron para evitar el balotaje. Sin embargo, Domingo Cavallo (Acción por la República), que había obtenido el segundo puesto, no se presentó a la segunda vuelta e Ibarra resultó electo jefe de Gobierno porteño.

En 2003, Ibarra logró revertir el resultado: Mauricio Macri se había impuesto en la primera vuelta con el 37,5% de los votos, pero en el balotaje, Ibarra, que había sacado un 33,5% en primera instancia, fue reelecto con el 53,4% de los sufragios.

Mauricio Macri logró dos mandatos en la ciudad, y en ambos casos tuvo que ir al balotaje frente a Daniel Filmus, el candidato del Frente para la Victoria.

En la segunda vuelta de 2007 sacó más de 20 puntos de diferencia respecto de su adversario y en el balotaje de 2011, poco menos de 30 puntos de ventaja.

En 2015, Rodríguez Larreta superó por más de 20 puntos al segundo, Martín Lousteau, pero no le alcanzó para evitar la segunda vuelta. En el balotaje se impuso por 3 puntos.

Ver más productos

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos