La Unión Tranviarios Automotor ( UTA) cuyo secretario general es Roberto Fernández se declaró en "estado de alerta y movilización". Dicho encuadre podría determinar un paro general el viernes para los servicios de corta y media distancia, en el caso de que ese sindicato no logre arribar a un acuerdo paritario.

A través de un comunicado la UTA expresó que la actitud asumida se trazó en "la imposibilidad de lograr soluciones en la negociación paritaria con las cámaras que nuclean a empresarios de corta y media distancia".

" Ayer (por el martes) hemos tenido una reunión y no hemos llegado a ningún entendimiento con el sector empresario. Y si en la reunión de mañana, no llegamos a un acuerdo, tendremos que ir a medidas de fuerza en todo el país", dijo Fernández, en declaraciones a El Destape Radio.



En esa línea y consultado sobre el reclamo concreto para los salarios de los trabajadores de la UTA, dijo: "Queremos cerrar las paritarias no remunerativas de cinco mil pesos por tres meses y además discutir el aumento de salarios en base a la inflación que en enero estuvo en un 4 por ciento ".