Los principales funcionarios judiciales que actuaban en causas contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner tuvieron reuniones con el entonces presidente Mauricio Macri y los funcionarios de Cambiemos con injerencia en la Justicia en fechas que coinciden con fallos clave como el de la Obra Pública, Dólar Futuro, entre muchas otras.

El dato surge de las planillas de entrada de la la Casa Rosada y la Quinta de Olivos, y podría revelar que el lawfare no es una teoría conspirativa y es contundente: varios de quienes intervinieron en casos contra Cristina Kirchner estuvieron varias  veces en Olivos, como el juez Gustavo Hornos y el fiscal Raúl Pleé.

La lista incluye a varias figuras de los medios que luego potenciaron las denuncias contra la ex presidenta y actual vice, y que son y fueron muy críticos con el gobierno kirchnerista y  que contaban casi siempre con información supuestamente privilegiada sobre lo que ocurría con las causas.

Cada reunión era seguida de una resolución judicial de alto impacto, que era acompañada por un título de tapa en alguno de los medios y horas de debate en radio y televisión.

La mesa judicial

Gustavo Hornos, el presidente de la Cámara de Casación, visitó a Macri dos veces en Olivos y otras seis en Casa Rosada. Fue denunciado penalmente y en uno de los casos se le pidió la remoción del cargo en el Consejo de la Magistratura; mientras que el fiscal de Casación Raúl Plee se reunió con Macri y Gustavo Arribas, por entonces jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), en la Quinta de Olivos el 23 de marzo de 2018, en momentos en los que se discutía el reemplazo de Alejandra Gils Garbó como Procurador General. Muy influyente, era el candidato de Comodoro Py.

Gustavo Hornos ordenó reabrir la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner

Los datos, revelados en una investigación de El Destape a partir de un pedido de acceso a información pública, indican que, poco después de la reunión, el 26 de abril de 2018, Pleé pidió la detención de los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa, dueños del Grupo Indalo. Al día siguiente, la Sala I de la Cámara de Casación ordenó la detención. Uno de los que firmó ese fallo fue el juez Gustavo Hornos, visitante de Macri en la Casa Rosada y Olivos.

Pleé también pidió reabrir la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner, Héctor Timerman y otros funcionarios. La reapertura, que había sido desestimada en primera y segunda instancia, fue ordenada en un fallo que tuvo la firma de Hornos.

Otro de los juecea mencionado es quien presidía la Sala IV de la Cámara, Juan Carlos Gemignani, que hoy pende de un hilo por reiterados casos de violencia de género, aunque no está en la lista de visitantes a Olivos pero sí falló en sintonía con Hornos.

El ala politico-judicial de las reuniones 

De varias de las reuniones participaron el por entonces viceministro de Justicia Santiago Otamendi, el exSecretario Legal y Técnico Pablo Clusellas o el exasesor José Torello. Pero no eran los únicos funcionarios o candidatos de Cambiemos que participaban de las reuniones. Y también lo hacían otros personajes sospechados de integrar la mesa judicial, como Fabián “Pepín” Rodríguez Simón y el operador Daniel Angelici, entre otros.