Con una participación mayor al 80% del padrón electoral, finalizó el comicio para definir quién gobernará el país en los próximos cuatro años, y cómo será la renovación parcial de la Cámara de Diputados y del Senado de la Nación. En un escenario de fuerte polarización entre el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, y el actual presidente Mauricio Macri, los sondeos en boca de urna señalan una ventaja a favor del referente opositor.

Te puede interesar:
 

Los primeros resultados oficiales se conocerían a partir de las 21 pero habrá que esperar a que esté computado el 10% de los votos de Córdoba, Santa Fe, Ciudad de Buenos Aires y provincia de Buenos Aires antes de divulgar las cifras, según determinó la jueza María Servini de Cubría.

Las expectativas de las elecciones generales argentina 2019 están puestas en saber si se repetirá el resultado de las PASO, que le impiden a Macri llegar al balotaje, o, impulsado por el último tramo de la campaña, Juntos por el Cambio lograba los números necesarios para la segunda vuelta.

Te puede interesar:

En las elecciones primarias del 11 de agosto, Fernández obtuvo el 49,49% de los votos afirmativos, mientras que el presidente Macri alcanzó el 32,93 %. Para forzar un ballottage y aspirar a la reelección, el Presidente necesitaría superar el 35% y que Fernández baje del 45%, poco probable según los boca de urna.

Más allá del destino de la presidencia de la Nación, están en juego la mitad de las bancas de diputados y un tercio del Senado.

Además, se espera con atención el resultado en la provincia de Buenos Aires, donde, también de acuerdo a los números de las PASO, Axel Kicillof aspiraba a desbancar a María Eugenia Vidal de la gobernación. Un voto de diferencia es suficiente porque el distrito no contempla la posibilidad de balotaje.

Se observará con atención también lo que pase en la ciudad de Buenos Aires, donde Horacio Rodriguez Larreta aspiraba a una reelección sin segunda vuelta, frente al candidato del Frente de Todos, Matías Lamens.

Te puede interesar: