La Cámara Federal de Casación Penal confirmó el procesamiento por defraudación en la obra pública y embargo de 10.000 millones de pesos sobre la expresidenta Cristina Kirchner, a raíz de la gran cantidad de licitaciones que entregó durante su Gobierno a favor del empresario Lázaro Báez.

Fuentes judiciales informaron que la Sala IV, integrada por los jueces Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, rechazaron tres recursos de quejas presentados dos de ellos por Lázaro Báez y un tercero de la exmandataria.

La Sala Cuarta del tribunal, con las firmas de los jueces Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, confirmó nuevamente el procesamiento dictado por el juez Julián Ercolini y el embargo por diez mil millones de pesos. En la causa se investigan irregularidades en la adjudicación de obras públicas viales al Grupo Austral en la provincia de Santa Cruz. La Sala rechazó también otros dos recursos planteados por la defensa de Lázaro Báez, entre ellos un pedido de nulidad de su propia declaración.

La causa por la que ahora la Casación despejó el camino hacia el juicio oral gira sobre la supuesta existencia de una estructura funcional orientada a la sustracción de fondos públicos a través de la asignación de la mayor parte de las obras viales de la provincia de Santa Cruz a favor de Lázaro Báez por más de 46 mil millones de pesos“.

Por los mismos hechos ya están procesados el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y el ex secretario de Obras Públicas José López, ambos detenidos en relación con otros expedientes. La Casación registró la reserva del caso federal“, es decir el planteo previo de la ex presidenta para recurrir, eventualmente, ante la Corte Suprema de Justicia.