El secretario de Economía Social de la Nación y dirigente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, le contestó a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por sus dichos respecto de la "tercerización" de planes sociales y remarcó que ella es "muy injusta" con las afirmaciones que hace porque "no conoce el territorio".

En esa línea, el referente social enfatizó la idea de que los intendentes vuelvan a administrar los programas sociales "es un retroceso que genera una política de punteros en los barrios", ya que deciden quien pueden "tener un plan y quién no". 

"Siento que es Cristina es muy injusta con las afirmaciones que hace. Ella no conoce el tema, no sabe lo que hacemos en las organizaciones. Decirle que no conoce es terrible para ella y yo la quiero mucho, pero tenemos que decírselo", remarcó el funcionario del Frente de Todos en diálogo con Radio con Vos. 

Luego de los dichos de la expresidenta respecto de que los planes sociales deberían "volver a manos del Estado" en lugar de estar "tercerizados" por las organizaciones sociales, el Movimiento Evita denunció la existencia de una "campaña de estigmatización contra las organizaciones populares", y convocó a "a construir un espacio político" propio

"Hay que crecer desde la periferia, hay que crecer desde Jujuy y eso es discutir un desarrollo diferente. Les molesta que los pobres puedan discutir un modelo de país, pueden discutir los empresarios, políticos y hasta los sindicalistas, pero los pobres no pueden porque es el espejo en el que la política no se quiere ver", aseguró Pérsico.   

En esa línea, aclaró que "un plan social es un salario garantizado y el trabajo es muchísimo más duro de lo que es de la economía formal" y aseguró: "Las ganancias son tan cortitas que tenés que autoexplotarte a vos y a tu familia. No es que no trabajan, trabajan muchísimo".  

"La solución es el reconocimiento de esos trabajadores, registrarlos, ayudarlos para que tengan una mayor productividad,  una guardería para que puedan realizar su trabajo y eso es lo que hacen las organizaciones y eso es lo que hace la Economía popular y que Cristina se ponga a criticar eso, me parece que es muy injusto", sintetizó Pérsico.

Emilio Pérsico dirigente del Movimiento Evita 

Movimiento Evita contra Cristina Kirchner: el origen

Pérsico en declaraciones radiales reseñó que la distancia entre Cristina Fernández de Kirchner y el Movimiento Evita comenzó cuando desde la organización colgaron una bandera cuando ella todavía era presidenta, que decía: "Orgullosos por lo que hemos hecho, nos duele lo que falta".   

"Creo que nosotros adquirimos independencia, decidimos empezar a pensar nosotros en un país diferente porque la política no nos dio respuesta", aseguró el dirigente. 

Y remarcó: "Muchos compañeros criticaron la bandera, pero nosotros veíamos que en ese momento no había 5% de pobres, que había entre 25 y 30% y que el salario no había aumentado 75% como decía Cristina. Eso es anular una de las variables que es la inflación". 

El punto fue cuando el movimiento marcó que la dirigencia política de ese momento "no dio respuesta a los problemas" y los hizo "pensar en otro modelo de país diferente al capitalista". 

"A Cristina la respeto y la adoro por todo lo que hizo. No hubo una distribución de ingresos tan grande como lo que hizo Cristina con las AFJP cuando llegó al Gobierno", admitió Pérsico, aunque apuntó que "eso no resolvió el problema estructural de la Argentina". 

"Decíamos en este Gobierno que volvíamos para ser mejores, no para volver a lo que ya se hizo. Hablamos siempre de lo que hicimos y la verdad es que lo que hicimos no resolvió el problema, mejoró sí, pero no lo resolvió", concluyó.