El Ministerio de Trabajo convocó a constituir la comisión de funcionarios y legisladores que deberá analizar la nueva fórmula de aumento de los haberes de jubilados y pensionados.

Uno de los primeros temas que deberá resolver esa comisión es si suspende por otros seis meses la ley de movilidad que vence en junio o bien avanza con celeridad para aprobar una ley que establezca un nuevo cálculo para actualizar jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares.

La Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva suspendió por 180 días la movilidad jubilatoria que había sido sancionada por ley durante la gestión de Mauricio Macri y estableció la conformación de una comisión para analizar un nuevo sistema.

En ese contexto, el Gobierno decidió otorgar para el primer trimestre del año un aumento de $1.500 y una suma variable de 2,3%. En el caso de las jubilaciones y pensiones mínimas, la Asignación Universal por Hijo (AUH) y demás asignaciones familiares se registró un aumento del 13%.

El presidente de la Comisión de Previsión Social de la Cámara de Diputados, Carlos Casaretto, dijo a Télam que "mañana (por hoy) se constituye la comisión y vamos a empezar a trabajar en la formula nueva, ya que para dictaminar tenemos más de un mes por delante", aseguró al referirse a los plazos del Congreso.

También afirmó que mañana van a escuchar a los funcionarios para determinar "cuáles son las mejores alternativas" para aplicar, ya sea "sancionando una nueva ley u otorgando una prórroga". "Vemos que todas las variables económicas para calcular una fórmula están alteradas, tanto la recaudación impositiva y previsional como los salarios de los trabajadores", aseveró.

Asimismo, recordó que el Gobierno, con la suspensión de la movilidad, "ya dispuso en marzo el aumento por decreto; lo volverá hacer en junio, con lo cual nos quedará definir cómo se hacen los aumentos de septiembre y de diciembre".