Cada vez más lejos de algún viso de optimismo, los metalúrgicos iniciaron su pulseada paritaria en Trabajo, tras dos encuentros frustrados con las cámaras. Tal como lo anticipó el jefe del sindicato Antonio Caló, la UOM busca un acuerdo por 20% para abril y después cerrar mes a mes. La respuesta empresaria dejó una grieta: 8%. Con la próxima jugada a su cargo, la UOM recordó que el mandato del congreso realizado la semana pasada en Mar del Plata, facultó al secretariado nacional a definir un plan de lucha, entre los que se destaca el paro del sector para mañana, aunque desde Trabajo adelantaron dictar la conciliación obligatoria.