La Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) ratificó su postura contra el pago del bono de fin de año para los trabajadores del Sindicato de Camioneros y la rotuló como "imposible". La organización que lideran Hugo y Pablo Moyano, por su parte, revalidó su pretensión para el adicional como "derecho adquirido" y ratificó la base de $20.000, para todas las ramas de actividad. Inclusive ya anticiparon medidas de fuerza si no se hace efectivo.

La entidad empresaria, que representa al 80% de la actividad del transporte de cargas y se define como "una de las cuatro dadoras de empleo en la Argentina", señaló en un comunicado que ante "la grave realidad económica se solicitó la declaración de la emergencia para el transporte y logística". Respecto del escenario social, Fadeeac aseveró que privilegia "el mantenimiento de las fuentes de empleo para miles de familias, ya que quienes integran las empresas que la conforman son fundamentales para la actividad. Ante el reclamo de los sindicalistas, por afuera de lo acordado en paritarias libres y vigentes, las compañías no niegan la necesidad sino que afirman que la gravedad de la situación imposibilita el pago".