Empresarios de diversos sectores expresaron su respaldo a los proyectos de reforma  tributaria y laboral que promueve el Gobierno, por entender que  darán impulso a la inversión y al empleo.

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) Miguel  Acevedo, estimó que ambas reformas “tienen la particularidad que buscan ampliar la base contributiva, reduciendo así la informalidad, mejorando la productividad y el agregado de valor”.

Otro miembro de la UIA, José Urtubey, dijo que “el estar hablando de reforma impositiva para bajar presión tributaria es  muy bueno. Que se vayan eliminando impuestos distorsivos como el  del cheque es necesario. Y seguramente en un ámbito de discusión se podrán consensuar mejoras sobre algunos impuestos que  beneficien a las economías regionales”.

Para el CEO de Mercado Libre, Marcos Galperín, “las propuestas  de reforma fiscal y laboral anunciadas son un buen paso para  generar más empleo y seguir bajando la pobreza en la Argentina”.

El presidente de Arcor, Luis Pagani, consideró que la reforma  tributaria “va en la dirección necesaria para empezar a corregir las distorsiones que afectan la competitividad”. Por su parte, el CEO de Pampa Energía, Marcelo Mindlin, estimó que “con la implementación de estas reformas estamos frente a la oportunidad de encarar definitivamente los cambios que necesita nuestra economía, y lograr un crecimiento sostenido que nos permita terminar con la vergüenza del 30% de pobreza”.

En tanto, el presidente de la Asociación Empresaria Argentina, Jaime Campos, dijo: “la reforma tributaria es absolutamente necesaria ya que en nuestro país se requiere bajar la presión impositiva, hacer frente a la evasión y, simultáneamente, reducir el déficit fiscal para promover el desarrollo y la generación de  empleos”.

Para el presidente de la Cámara de la Construcción, Gustavo Weiss, las modificaciones proyectadas “son fundamentales para avanzar con un marco legal más moderno que fomente la inversión y el empleo en un mundo globalizado cada vez más competitivo”.

Por último, el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) Fabián Tarrío, apoyó el proyecto de reforma tributaria: “la reforma proyecta reducir el costo fiscal, dando un alivio al sector productivo e incentivando la reinversión de utilidades”, dijo.