El presidente Alberto Fernández llamó a la unidad del Frente de Todos (FdT) y criticó a la oposición de Juntos por el Cambio (JxC) por "proponer como salida los mismos remedios de siempre, que hasta el día de hoy estamos pagando", en referencia a la deuda contraída por el Gobierno de Mauricio Macri con el FMI.

Al encabezar un acto en el hipódromo de San Miguel de Tucumán, en el marco de su visita oficial a esta provincia, Fernández sostuvo que "los que ahora dicen que tienen todas las soluciones nos dejaron plantada una deuda de 19 mil millones de dólares".

Acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur; los ministros de Seguridad, Aníbal Fernández; y de Trabajo, Claudio Moroni; el gobernador a cargo Osvaldo Jaldo y candidatos locales, el jefe de Estado sostuvo que para la sociedad argentina está "terminando un tiempo espantoso y muy difícil, que nos llenó de pena y de dolor ", en referencia a la pandemia.

Y señaló que la emergencia sanitaria "postergó muchas de las aspiraciones" que tenían el 10 de diciembre de 2019, cuando empezó su gestión.

"Si hoy tenemos esta reunión es porque estamos inmunizados", refirió el mandatario al resaltar el plan de vacunación puesto en marcha por el Gobierno nacional, al que definió como el "comienzo del futuro".

El mandatario contrapuso la marcha de su gestión con la actitud de Macri, quien se encuentra "brindando con los acreedores" en Miami y con el "irresponsable que contrajo la deuda que contrajimos", en referencia al exministro de Economía Nicolás Dujovne.

"Pido que entendamos lo que está en disputa, venimos a proponerles un país para todos, no para algunos", exclamó el jefe de Estado, reiteró su intención de "terminar con el tiempo de la discordia y las disputas" y le pidió a la militancia del FdT que "convenza a quienes no piensan" como en ese espacio, al advertir que en Argentina "nadie sobra" y todos hacen falta.

Además, ratificó su objetivo de cambiar planes sociales por trabajo genuino y afirmó que "no va a parar" hasta que en Argentina "todos tengan un lugar donde ganar su sustento diario dignamente", porque "no es verdad que alguien sea feliz con un plan social".

En ese contexto se abocó por "privilegiar la salud de la gente para que a ningún argentino le faltara la atención médica" y contó que fue necesario "montar sistema salud porque los que estuvieron antes se jactaban de no abrir hospitales públicos".

"El tiempo de la desdicha quedó atrás, pero tenemos que preguntarnos como queremos construir el mañana, si somos conscientes de enseñanza y después de todo lo que nos paso nos quieran proponer somo salida los mismo remedios de siempre", aseveró.

En tanto, Manzur bregó por elegir diputados y senadores "que defiendan" el proyecto político "del peronismo que lleva adelante Alberto Fernández", y resaltó que "los votos que hagan falta los pone Tucumán". "Hoy empezamos a transitar el camino hacia el 14 de noviembre", porque "ahí se define todo", subrayó Manzur, y alentó: "¡No me aflojes, Alberto!".

Antes del acto, el Presidente había asistido a la puesta en marcha de una fábrica de dulces regionales y había recorrido una planta de producción de chacinados y un edificio que albergará a una agrupación de Gendarmería.