El presidente Mauricio Macri aseguró que pese a las "tormentas" económicas continuará el desarrollo del yacimiento de Vaca Muerta, al que calificó de "revolución positiva", y afirmó que el propósito es exportar "30 mil millones de dólares en gas y petróleo".

"Aspiramos no solo a abastecer a Chile, sino al mundo con nuestra energía y cuanto más podamos producir, más barata va a ser para los argentinos", prometió el Jefe de Estado para luego estimar que el yacimiento generará "medio millón de puestos de trabajo".

Macri se expresó de este modo al encabezar un acto en la Planta de YPF en Loma Campana, donde recorrió el yacimiento Fortín de Piedra, que es operado por la empresa Tecpetrol.

"Vaca muerta es una revolución positiva, energética", afirmó en otro pasaje de su exposición, en la que destacó lo realizado por el ex ministro de Energía Juan José Aranguren, para quien pidió un aplauso de reconocimiento.

Sostuvo que "a pesar de que seguimos cruzando todas las tormentas que estamos afrontando, esto se sigue desarrollando" y anunció: "No vamos a parar hasta que exportemos 30 mil millones de dólares en gas y petróleo".

Macri recorrió las instalaciones acompañado por el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez; los ministros de Energía, Javier Iguacel, y del Interior, Rogelio Frigerio; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; el titular del Grupo Techint, Paolo Rocca, y el CEO de Tecpetrol, Carlos Ormachea.

Posteriormente, encabezó la primera reunión de la Mesa Productiva de Vaca Muerta, con la participación de representantes de las empresas del sector energético, sindicatos del sector y autoridades de las provincias vinculadas con la actividad del yacimiento.

En ese contexto, Macri subrayó que "en estos dos años y medio hemos demostrado que cuando los argentinos nos ponemos a tirar del carro, todos en la misma dirección, hacemos grandes cosas". De la mesa participaron además los ministros de Producción, Dante Sica, y de Transporte, Guillermo Dietrich; Gutiérrez; Iguacel, Rogelio Frigerio y de Andreis.

Iguacel consideró que "el objetivo es duplicar la producción de gas y petróleo; alcanzar los 500 mil empleos asociados al desarrollo de Vaca Muerta y desarrollar el potencial de los recursos renovables".

Señaló que el desarrollo de la actividad en la zona les permitirá crecer al menos a ocho ciudades, que se verán beneficiadas con las oportunidades de expansión que genera la producción de energía.

Sica puso de relieve que "esto significa más actividad para las pymes" especialmente en el sector metalmecánico y propuso diseñar "un polo más grande y más moderno de proveedores de clase mundial para Vaca Muerta".

"Tener la energía más barata de la región va a ser muy beneficioso y transformador para estos sectores industriales", enfatizó.

Por su parte, el titular de YPF, Gutiérrez, dijo que la empresa tiene "un tercio del anclaje" del yacimiento que le permite producir unos 97 mil barriles, pero estimó que se podría "cuadruplicar la producción de shale oil".