El presidente Alberto Fernández apuntó contra el Gobierno del ex presidente Mauricio Macri al asegurar que su "modelo (de país) no está con los que mandan balas de goma a Bolivia", sino con los "ideales de unidad de San Martín, Güemes y Belgrano". Así lo afirmó el mandatario al encabezar este viernes 9 de julio el acto central por el 205° aniversario de la Declaración de la Independencia en la ciudad de San Miguel de Tucumán.

"Quiero pedirle disculpas al Gobierno de Bolivia porque un gobierno argentino haya mandado armamento para parar la protesta de un pueblo que se levantaba contra un Golpe de Estado" contra Evo Morales, dijo Fernández luego de que se diera a conocer un documento de noviembre de 2019 en el cual el comandante general de la Fuerza Aérea Boliviana agradecía al entonces embajador argentino el envío de una serie de materiales bélicos para el gobierno de facto de Jeanine Áñez.

Negociación con Pfizer, Macri y el FMI

"Me dijeron que tenía un problema ideológico con una empresa americana que es la mayor proveedora de medicamentos que el Estado argentino tiene. ¿Saben qué era lo que lo hacía difícil? Ponernos de acuerdo en los términos de un contrato, simplemente", remarcó sobre su negociación con Pfizer por las vacunas, que no se podía concretar por los términos sobre negligencia de la ley de vacunas contra el coronavirus.

En esa línea, el Presidente criticó al ex mandatario Mauricio Macri y al préstamo más grande de la historia contraído con el Fondo Monetario Internacional (FMI):  "Cuando pongo mi firma me doy cuenta que estoy comprometiendo a generaciones. Me hubiera encantado que hubieran pensado así cuando en un minuto y treinta segundos anunciaron que la Argentina se endeudaba por 57 mil millones de dólares con el FMI. Hubieran pensado en los jóvenes que hoy tienen su futuro hipotecado".

"Nosotros defendemos nuestra libertad. La libertad entendida como un acto individual es un tremendo acto de egoísmo. La libertad es un acto colectivo. Lo que garantiza la libertad es vivir en una sociedad libre, autónoma, independiente, capaz de garantizar su propio futuro", finalizó el Jefe de Estado. 

Cupo de pasajeros para argentinos en el exterior

Con respecto al cupo de 600 argentinos que pueden ingresar al país cada día, sostuvo: "Algunos se enojan cuando uno cuida el ingreso a la Argentina de los compatriotas que viajan al exterior, pero en verdad lo que cuidamos es que el virus, que muta, no ingrese y nos complique otra vez la situación cuando estamos logrando avanzar rápidamente en el proceso de vacunación".

"¿Alguien piensa que yo puedo estar feliz con tantas limitaciones? Nadie puede estar feliz, pero es el tiempo que nos tocó", señaló.

Economía

"Yo tenía la ilusión que para este entonces la economía hubiera arrancado, y que estuviera funcionando mucho mejor de lo que está funcionando. Tenía la ilusión de que el comercio creciera, que los comercios vendieran, que los argentinos disfrutaran sus vacaciones", reconoció el mandatario.

Sin embargo, planteó que a pesar de la pandemia "no estamos peor que al comienzo". "El año pasado nos saludamos por pantallas, y hoy estamos acá. El año que viene, millones de argentinos van a estar en las calles de sus pueblos celebrando el 9 de julio, porque vamos a estar inmunizados. Y lo vamos a hacer mucho antes del 9 de julio".

Vacunas

Por otra parte, el presidente remarcó la importancia de las figuas de José de San Martín, Martín Miguel de Güemes, Manuel Belgrano y Juana Azurduy en la lucha por la independencia. 

"La historia es cíclica y se repite, y hay muchos que no quieren que seamos libres y soberanos, que tengamos independencia. Muchos siguen pensando en una Patria para algunos", subrayó el primer mandatario y enfatizo que en la Argetnina de 1816 tambien había una "élite que no quería les fuera bien" a los próceres. 

En su discurso, el Presidente hizo un paralelismo entre la lucha independentista de ese momento y la pelea contra la pandemia de coronavirus, de la que aseguró que "la puerta de salida está acá nomás". También, apuntó contra la oposición y los conflictos que hubo en torno al plan de vacunación y a la falta de acuerdo con el laboratorio Pfizer

"Hicieron una enorme campaña para hacerle creer a la gente que las vacunas eran veneno, y no se dan cuenta del daño que hicieron, postergaron el proceso de vacunación. A veces el odio nos nubla", aseguró, y destacó el avance de la inmunización en personas más jóvenes.

Acto por el día de la Independencia 

Este viernes la medio día, el presidente llegó a Tucumán acompañado por la primera dama Fabiola Yáñez. En el aeropuerto Benjamín Matienzo lo esperaró el gobernador Juan Manzur y juntos arribaron a la Casa Histórica, donde fueron recibidos por el ministro de Cultura, Tristán Bauer; la esposa del Gobernador, Sandra Mattar Sabio y la directora del lugar, María Cecilia Guerra.

Tras la interpretación musical de la Orquesta Juvenil Rolando "Chivo" Valladares, los visitantes se dirigieron a la Sala de la Jura donde rindieron homenaje a los próceres del 9 de Julio de 1816. Allí, el Jefe de Estado depositó una ofrenda floral y firmó el libro de visitantes ilustres.

En el segundo patio, el presidente saludó a trabajadores esenciales y empleados de la Casa Histórica. Luego, asistió al izamiento de la bandera con entonación del Himno Nacional en el tercer patio de la Casa Histórica, mismo lugar donde brindaron su discurso el gobernador tucumano y el Jefe de Estado.

En lo que será la última actividad en la provincia, el presidente Fernández y la Primera Dama visitarán las Ruinas de los Quilmes donde sostendrán una reunión con el Consejo de Ancianos.

Además de los funcionarios mencionados, acompañaron al presidente el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello