El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) es uno de los temas que sigue desvelando al Gobierno nacional razón por la cual, varios funcionarios y dirigentes del Frente de Todos (FdT) se expresaron en las últimas horas sobre el tema.

En ese sentido, el ministro Juan Zabaleta (Desarrollo Social), afirmó que "el acuerdo con el FMI no va a ser ajustando el cinturón a los argentinos y argentinas, ni a las jubiladas ni a los jubilados, ni a los docentes ni a las docentes, ni a las trabajadoras ni a los trabajadores".

En declaraciones radiales, el funcionario nacional precisó que por esa razón "no se acuerda en cinco minutos" con el organismo multilateral porque "hay una decisión del presidente (Alberto Fernández), del ministro (de Economía) Martín Guzmán y del acompañamiento de la fuerza política de poder hacer el mejor acuerdo sin ningún tipo de ajuste".

Por su parte, el canciller Santiago Cafiero aseguró que "necesitamos un buen acuerdo, no un acuerdo rápido" con el FMI y afirmó que "hay que hacerlo bien porque se juega la Argentina en esto, no se juega un Gobierno".

Tras destacar que el gobierno nacional negocia "permanentemente" con las autoridades del organismo que dirige Kristalina Georgieva, Cafiero afirmó que "cuando negocias con dignidad, seguro tardará más".

Otro que también se refirió al tema fue el diputado electo por la Ciudad de Buenos Aires, Leandro Santoro, al sostener que "el cronograma de vencimientos que dejó (Mauricio) Macri ya se hace incumplible a partir del 1 de enero del año que viene".

En ese sentido, el dirigente porteño consideró que en el Congreso de la Nación se deberán construir consensos porque el Frente de Todos no tiene mayoría propia y "el acuerdo con el FMI tiene que ser validado en el Congreso".

En tanto que el diputado provincial por la alianza oficialista, Omar Plaini consideró que "habrá que acordar" con el Fondo Monetario Internacional "en la medida de que no afecte los intereses de los que menos tienen".

No obstante, el dirigente gremial aclaró que desde el movimiento obrero no van a "aceptar el acuerdo con el FMI si eso va en detrimento de los intereses generales de la población", y englobó dentro de esta categoría a "trabajadores, jubilados, subocupados, desocupados e informalidad".

Mientras que la diputada FdT, Fernanda Vallejos, señaló por su parte que "como víctimas de las múltiples irregularidades en la contratación de la deuda" acordada entre el ex presidente Macri y la ex titular del FMI Christine Lagarde, "y como víctimas de la fuga que tuvo como destino ese endeudamiento, nos asiste el derecho de solicitar una opinión consultiva a la Corte Internacional".

La Argentina y el Fondo Monetario Internacional aceleraron las discusiones con la meta de llegar a un entendimiento técnico en diciembre, para pasar luego a la discusión en el Congreso y al posterior tratamiento en el directorio del FMI, que le permita alcanzar el acuerdo antes del cierre del primer trimestre de 2022.

La pauta de la celeridad en las negociaciones la dio el presidente Fernández cuando anunció, tras la celebración de los comicios legislativos, el envío al Parlamento en diciembre próximo de un programa plurianual, que contendrá los avances alcanzados con el FMI ,en la negociación del nuevo programa de financiamiento de la deuda contraída durante el gobierno de Macri.